Se viene la primera prueba de fuego para Queiroz al mando de Colombia

0
241
Carlos Queiroz dialogando con sus dirigidos en la Selección Colombia.

El estratega de la Selección Colombia, Carlos Queiroz, con cuatro meses al frente de haber comenzado su proyecto, ha contendido cuatro partidos de fogueo con un saldo de tres triunfos (Japón, Panamá y Perú) y una derrota (Corea del Sur).

Más allá de los entrenos y de ir conociendo, de a poco, las características de sus nuevos arsenales, para buscar los planteamientos acordes a su singular estilo de juego, la primera tarea de vitalidad será en su debut frente a la selección de Argentina, el sábado en la Copa América que se realizará en Brasil, entre el 14 de junio y 15 de julio.

El reto inicial es intentar perfeccionar el tercer puesto de la pasada edición, hace 3 años en Estados Unidos. O, incluso, tratar de igualar el histórico y único título que tiene el país en este torneo continental logrado en 2001 cuando fue el anfitrión.

Otro aspecto en el que ha puesto especial atención es el que tiene que ver con el impulso que le ha dado al futbolista que juega en los torneos domésticos, es decir, tener más en cuenta a los jugadores que actúan en la Liga para los diferentes ciclos de ejercicios previos.

La renovación, el trabajo diferenciado por zonas con goleros, defensas, volantes y atacantes y algo en lo que ha hecho insistencia: acabar con el triunfalismo.

“Es tiempo de trabajar, no estamos para fiestas, una actitud triunfalista no sería responsable antes de una competencia. Debemos estar conscientes y juntos, con humildad y ambición. Solo así podemos llegar a los sueños que todos tenemos”, expresó Queiroz en rueda de prensa.

Aunque la elección de los 23 que estarán en Copa América no fue fácil, según lo reveló el técnico, su decisión estuvo enfocada en contar con jugadores que, en sus posiciones, tienen diferentes características y brindan distintas alternativas en la cancha. Delanteros y volantes pasan un buen momento y eso brinda optimismo.

La tarea se muestra exigente máxime si se habla de rivales con cartel que se han preparado de gran forma: Brasil, anfitrión y rey en ocho ocasiones, a pesar de tener la baja a última hora de Neymar por lesión; Uruguay, 15 veces campeón de la competencia y un grupo aguerrido que se conoce a la perfección; Argentina, campeona en 14 ocasiones y con el mejor jugador del mundo, Lionel Messi; y Chile, dirigido por Reinaldo Rueda, quien ganó las dos últimas coronas del certamen en 2015 y 2016.

Es importante decir que la Selección es firme también en la experiencia con jugadores de bastante recorrido como David Ospina, Camilo Vargas, James Rodríguez, Cristian Zapata, Juan Guillermo Cuadrado y Santiago Arias, quienes acumulan dos mundiales con el equipo nacional (Brasil 2014 y Rusia 2018), dos eliminatorias y dos Copa América, entre otros, torneos internacionales, además varios de ellos vienen de procesos nacionales de sub-17 y sub-20.

A ellos se le suman Radamel Falcao García de gran experiencia y quien jugó el Mundial de Rusia, al igual que Yerry Mina, Dávinson Sánchez, Wílmar Barrios, Jefferson Lerma, Mateus Uribe y Luis Fernando Muriel.

Comentarios