Distrito conmemoró el Día mundial contra el trabajo infantil

0
108
Según el Dane, 6 de cada 100 menores de 17 años trabajan en Colombia, lo que equivale a 644.000 casos.

Por: María Alejandra Barrios. Este miércoles se celebró el Día Mundial contra la explotación infantil y Barranquilla se conmemoró con el fin de preservar el propósito de proteger y garantizar los derechos de los niños, niñas y adolescentes, para garantizar un mejor futuro en los jóvenes del país, velando por el bienestar de las nuevas generaciones, para que puedan crecer y formarse adecuadamente.
Según el Dane, 6 de cada 100 menores de 17 años trabajan en Colombia, lo que equivale a 644.000 casos. La Organización Internacional del Trabajo-OIT asegura que alrededor de 22.000 niños mueren cada año en centros de trabajo de todo el mundo.
Estos sucesos se presentan debido a las largas jornadas laborales, mala alimentación, sumadas al contacto con sustancias peligrosas o situaciones riesgosas a las que constantemente son expuestos día a día. Por esta razón, desde el año 2002 la Oficina Regional de la Organización Internacional del Trabajo en América Latina y del Caribe creó el Día mundial contra el trabajo infantil, para poder promover estas acciones.
“La responsabilidad no es solo de los papás, las autoridades y los profesores, todos tenemos que comprometernos. Basta con denunciar los casos de explotación infantil, evitar comprarles dulces a los niños que trabajan en los semáforos y mostrarles a todos que su futuro está en los salones de clase”, comentó Karen Abudinen Abuchaibe, consejera presidencial.
“Desde la Capital de vida velamos por la felicidad de nuestros niños, brindándoles las herramientas que necesitan para que cumplan sus sueños”, anotó por su parte el alcalde Alejandro Char.
Por este motivo se le hace un llamado a todos los colombianos, para cambiar la realidad que está presentando el país sobre la explotación infantil y resaltar que los niños deben recibir una buena educación, y disfrutar de su juventud, en vez de ser expuestos al peligro en las calles. No debe olvidarse que si no reciben una educación de calidad a futuro se verán afectados, puesto que podrían carecer de un trabajo formal o bien remunerado.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios