Códigos Vs la gente

0
320
Alfonso Camerano Fuentes.

País leguleyo y marrullero el que creó ese esperpento llamado Código Nacional de Policía y Convivencia que acabó con la tienda friera de Barranquilla.

El verdadero club del pueblo costeño ha sido por más de un siglo la tienda de la esquina.

Sitio de solaz que a jóvenes y viejos convoca en horas del día para degustar, bajo la sombra de un frondoso árbol, una cerveza bien helada.

Se trata de una costumbre ancestral que ningún daño le hace a nadie y por el contrario permite a nuestro pueblo desahogarse fuera de casa, así viva a la vuelta, para echar una hablada de mierda, es decir, jalándole a todo y a nada.

Acabar la tienda friera ha sido criminal y la peor traición de nuestra clase política que no abrió la boca cuando aprobaron esos articulitos perversos que de nada sirven.

Destruyeron la esquina del movimiento y ahora pretenden que nos traguemos el discurso mentiroso y fariseo del mal ejemplo para los menores tomarse una que otra gélida en la esquina del Cachaco don Segundo.

Desde que se inventaron ese sofisma ha aumentado el consumo de cerveza al interior de los grandes supermercados donde no hay policías apostados en las esquinas para entrompar al vecino tres quince, o sellar el tenderete.

Ya habremos de referirnos al burriquete de parque, otro personaje inofensivo y en extinción que no se acaba con leyes de papel.

Son las hipocresías de los comebola.

Comentarios