Intergremial del Atlántico alerta por cobro de nueva estampilla

333

*Mars cerrará planta de producción en el Atlántico.

El Comité Integremial del Atlántico, expresó su preocupación por el impacto en la competitividad de las empresas que está teniendo la alta carga impositiva que hay en Colombia y de manera especial en el departamento del Atlántico.
La agremiación alertó por el cobro de un nuevo gravamen aprobado por la Asamblea Departamental. Se trata de la Ordenanza número 000449 del 18 de marzo de 2019, que precisa que a partir de una fecha próxima, cuando la Cámara de Comercio haya afinado sus sistemas de información, todo documento que vaya a registro de esta entidad y que genere liquidación del Impuesto de Registro y Anotación deberá cancelar la estampilla Prodesarrollo, adicional al impuesto ya establecido de Registro y Anotación.
El recaudo tiene como fin específico, la infraestructura educativa.
Ricardo Plata, presidente del Intergremial, explicó que ya se está cobrando un impuesto del 0,7% sobre todos los actos de cuantía que pasen por la Cámara de Comercio. Y ahora, con la nueva estampilla, deben pagar un adicional del 0,3%, o sea un 50% más de lo que están pagando ahora los empresarios.
Los documentos que no tienen cuantía pagan una tarifa de $110.000 y con el impuesto adicional, deben cancelar una suma extra de $27.000.
Actualmente, con el cobro del 0,7% según datos que entregó la Cámara de Comercio de Barranquilla lo recaudado llega a la cifra de $9 mil millones anuales y con el adicional del 0,3% se van a recaudar otros $4 mil millones del mismo impuesto.
Expuso Plata que lo grave de esto es que a las mismas empresas se les va a cobrar ese tributo aprobado por la Asamblea. “En qué queda la competitividad. Siempre le cobramos más a los mismos”, subrayó el dirigente gremial.
El gremio estudia la posibilidad de demandar al acto administrativo.

Cierre de empresas
El Intergremial del Atlántico señala que así como las exenciones tributarias incentivan la creación y ampliación de empresas, como se dio en el sector hotelero que respondió a una exención del impuesto de Industria y Comercio por 30 años para desarrollo de infraestructura hotelera; la aplicación de muchos impuestos lleva al cierre de empresas, caso Coltabaco.
Ricardo Plata dijo que con tantos impuestos la economía sufre mucho y “nos convertimos en importadores, cuando antes éramos una mezcla de productor local y de exportador. Ahora solamente vamos a ser importadores”.
El gremio precisa que los impuestos son antitéticos y perversos cuando se cobran no por la utilidad, sino como una carga fija.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios