Gallo deberá responder ante un juez por cantar desde muy temprano

En un insólito hecho en la Isla de Oleron, en el Sureste de Francia, un juez decidió aplazar el pleito judicial que se adelanta en contra de Corine Fesseau, dueña de un gallo que al parecer cantaba duro y desde muy temprano.

La versión entregada por medios locales indica que una pareja de pensionados que visita la isla en la temporada de vacaciones, demandó a su vecina Corine Fasseau porque su gallo cacareaba muy fuerte en altas horas de la noche.

Entre tanto, la dueña del ave aseguró que era imposible hacer que su gallo cantara al amanecer, pues es natural que animal cante en el alba tal y como lo haría el reloj biológico de las aves de su especie.

Conocido el caso, esta sería la primera demanda de este tipo que se conoce en Francia, pues hace un año vecinos de una iglesia demandaron porque sus campanas replicaban a las siete de la mañana y, según ellos, les interrumpían sus horas de dormir.

Entre tanto, la dueña del gallo asegura estar dispuesta a dialogar con los demandantes para evitar llevar a juicio a su gallo.

Comentarios