De la cárcel pasan a detención domiciliaria ex rector de Uniautónoma, Ramsés Vargas Lamadrid y sus ex subalternos

707
Ramses Vargas, ex rector de Uniautónoma

Sorprendentemente el juez sexto penal del circuito, Farid West Ávila, profirió esta tarde, detención domiciliaria para el ex rector de la Universidad Autónoma del Caribe, Ramsés Jonás Vargas Lamadrid, detenido desde finales de 2018 en la cárcel Distrital El Bosque, por el escándalo de saqueo de los dinero de la institución académica.

Recordemos que por estos mismos hechos también están detenidos en el mismo centro de reclusión ex funcionarios y ex directivos de esa Alma Máter, Mariano Romero Ochoa, Efraín Maldonado, Pedro Sierra, a quienes también les fueron concedidas las medida domiciliaria.

Por el lado de las mujeres también fueron cobijadas con detención domiciliaria Cindy Soler, Yeseni Morales Magdaniel, y Johanna Gildebrandt.

Farid West Ávila, juez del circuito dijo que el faltante en las arcas de la alma mater no fueron de 900 millones de pesos sino $30 millones, por lo que para el togado el agravante de los fines de enriquecimiento ilícito y del concierto para delinquir se desdibuja.

Pero la pregunta que salta a la vista es ¿Cómo se explica que el entonces rector Vargas Lamadrid se encontraba huyendo de la justicia por solo $30 millones de pesos como faltante de las arcas de la Institución?. ¿Exageró y faltó a la verdad el medio nacional que destapó el escándalo del saqueo a la Universidad Autónoma del Caribe, cuando denunciaron la compra de bienes por más de 5 millones de dólares en inmuebles, cuya propiedad se le atribuía a Vargas Lamadrid?. ¿Faltaron a la verdad docentes, estudiantes y funcionarios del Alma Máter cuando denunciaban que salían bolsas negras cargadas de dinero de la institución?. ¿Fueron mentiras los retrasos en los pagos de nóminas, seguridad social y libranzas a docentes y empleados y el no pago a proveedores?.

Se espera que en las próximas horas el ex directivo académico, quien es defendido por el abogado Iván Cancino sea trasladado hasta su apartamento en el norte de la ciudad al igual que sus ex subalternos.

Vargas Lamadrid, había solicitado sustitución de medida el pasado 15 de enero, la cual fue asignada para el 26 de febrero, pero en esa ocasión no hizo presencia el ex rector. Sin embargo  por segunda vez  la solicitó y no asistió.

Los delitos por los que estaba recluido en el centro carcelario son,   concierto para delinquir agravado con fines de enriquecimiento ilícito, corrupción privada, administración desleal, falsedad en documento privado, omisión de agente retenedor y estafa.

Comentarios