Junior demostró su grandeza, pero no se confía

El juego del domingo fue un partido inteligente. Junior no tuvo mucho la posesión del balón, pero sí que fue más efectivo que el Deportivo Cali, que se fue eliminado, a pesar de jugar muy bien, solo que le hizo falta el puntazo final y acabar al local, como si hizo el cuadro rojiblanco en dos oportunidades para estar ahora cerca de llegar a la gran final del fútbol colombiano.
Durante la quinta jornada del cuadrangular B, se esperaba a un Cali luchador, ‘entrompador’ que no daba bola por perdida en el Roberto Meléndez. Además de la ofensiva del onceno del Valle del Cauca, tuvo fuerte enemigo, la ansiedad con la que los últimos cuartos de cancha no sabían derrumbar a la muralla del “Tiburón” que incluso en esta oportunidad fue imbatible, defendiendo todo tipo de ataques y ni hablar de la actuación gigantesca de Viera, siempre estuvo pendiente de cualquier disparo y rechazarlo, llevándose así el conjunto de Comesaña una victoria importantísima.

Sebastián Hernández amplió la ventaja de Junior.

Tampoco hay que desconocer lo práctico que fue Junior en la ofensiva y la inteligencia de Teo para moverse entre las líneas, descuadernando a la zaga “azucarera” y haciendo ver que sigue siendo un delantero diferente e inteligente en la Liga…. Como se pudo evidenciar en el pase magistral de tacón, en el minuto de Dios, en la boca del área, a Sebastián Hernández, y éste definió muy bien, trayendo al Junior una victoria con una ventaja que, aunque es mínima, suma. Además, que ahora depende de sí mismo, con diferencia de goles de +1.
Ahora el cuadro de Comesaña debe pensar en hacer un juego inteligente y en especial tener el dominio del balón y ser muy efectivo con el gol, cuando enfrente al Nacional en Medellín, pues más allá del otro encuentro entre Tolima que es un equipo que si bien no es muy técnico con el trato de la bola, es efectivo en el área con Marco Pérez y puede vencer al Cali ya eliminado.
Sin embargo, tanto el onceno caleño como el ‘Verdolaga’ cuando juegan con Junior son equipos que siempre ven la manera dejarlos heridos. E incluso como en este momento coyuntural que están a un paso de estar clasificados, se juegan como si no estuviesen eliminados, pues son eternos rivales o más bien el orgullo hará que disputen estos compromisos como si estuviese disputando el más importante de sus vidas.
Acción de juego entre Junior y Deportivo Cali.

Otro punto importante es algo que va más allá de los números. Se está viendo en el onceno de Comesaña, que en los dos últimos cotejos ha demostrado su agudeza cuando plantea los partidos. No se le ve a un equipo exasperado en busca de una victoria rápida, pues sabe leer a los rivales y sin tener tanto dominio del balón, contragolpea y puede marcarle la diferencia, parándose bien en el terreno de juego. Como hizo, por ejemplo, en Ibagué, al empatarle a un tanto al Tolima con anotación de su lateral, Fuentes y ahora cuando ganó de forma contundente con el Deportivo Cali, con anotaciones de Narváez y Hernández.
Es importante decir que siendo Junior un equipo talentoso y su máximo referente Teo, uno de los mejores del rentado nacional colombiano, el goleador del conjunto sea un mediocampista de recuperación, como lo es Narváez con cinco anotaciones.
Julio Comesaña, DT de Junior.

Por lo tanto, esto trae como consecuencia un análisis muy interesante ya que para el campeonato de clausura Junior necesita contratar a un centrodelantero, pues ni Rangel ni Moreno se terminaron de acoplar totalmente en la zona ofensiva del equipo. A pesar de que su voluntad es lo que más se rescata. A Michael, por su fuerza en la altura y acoplamiento con Teo Gutierrez y de Moreno su sacrificio de ir de ida y vuelta.
Sin embargo, ante toda reflexión, Junior es el único técnico y generador de espacios y juegos colectivos que podría llegar a anotar cualquier jugador, hasta un defensa, pues todos tienen la capacidad y la manera en cómo engranan, circula y transportan el esférico hacia el ataque. Pero preocupa que en una final se le pare bien un rival como Millonarios y no pueda ser contundente como realmente se requiere.
Se espera que el cuadro barranquillero logre volver a la gran final del fútbol colombiano y pueda vencer a un fuerte rival como es el conjunto embajador, pero antes debe jugar su partido en el Atanasio Girardot ante un Nacional, ya eliminado. Pero no hay que cantar victoria, hay que pensar “que se va perdiendo” el juego si es preciso, y después pensar en el encuentro entre Tolima y Cali.
En la fecha definitiva, Deportivo Cali y Atlético Nacional serán ‘jueces’ de Junior, Deportes Tolima, en partidos que se jugarán en Palmaseca y Medellín, respectivamente.
Por tanto, Colombia conocerá al finalista que se sabrá el miércoles.
Tabla de clasificación del Cuadrangular B:
1. Junior FC: 9 puntos (+3).
2. Deportes Tolima: 9 puntos (+2).
3. Deportivo Cali: 4 puntos (-2).
4. Atlético Nacional: 4 puntos (-3).

Comenta aquí: