DIARIO LA LIBERTAD, otra víctima de los apagones

845

Los apagones son el pan de cada día en Barranquilla y los municipios del Atlántico, si llueve, si solo relampaguea, si hay amenazas de llovizna, si hace calor, si hace brisa; en fin, por cualquier motivo la luz se va y con ello sobreviene también la angustia sobre el tiempo que habrá que esperar para que regrese el fluido.

Los daños son continuos, el sistema eléctrico es frágil, por cualquier motivo hay racionamiento y lo peor es que van acompañados de daños en los aparatos eléctricos y maquinarias de la ciudad.

Desde que inició el mes de mayo, las instalaciones donde funciona el Diario LA LIBERTAD han sido una de las más perjudicadas debido a que el circuito al cual pertenece tiene grandes fallas, probablemente por exceso de carga eléctrica, lo que ocasiona que en cualquier momento comience a bajarse el voltaje, se caiga el sistema, se quemen las redes y las cañuelas se disparen, todo lo cual ha producido pérdidas millonarias a la empresa.

Los daños también se han reflejado en el sistema eléctrico de la rotativa.

Con los constantes apagones y la variación de voltaje la máquina de impresión sufrió averías irremediables y ha sido imposible obtener una óptima calidad en la operatividad e impresión de nuestro medio escrito, razón por la cual se les ofrecen disculpas a nuestros lectores.

El daño en la rotativa ha sido mayúsculo y la afección del sistema eléctrico de nuestra sede registra fallas que hasta el momento no han sido superadas para tener un perfecto funcionamiento, pese a que los técnicos contratados por nuestra empresa vienen trabajando en jornadas extensas.

Ante esta irregularidad en el servicio de energía la maquinaria ha quedado en parte inhabilitada para la policromía y nos hemos visto en la obligación de realizar la impresión solamente a blanco y negro.

Diario LA LIBERTAD, a raíz de este hecho, ha tenido millonarias pérdidas económicas puesto que la circulación se ha visto afectada al igual que el compromiso de cumplimiento con los lectores, suscriptores, anunciantes y proveedores.

No se justifica que las fallas en el sistema eléctrico de la Costa sean causante de millonarias pérdidas económicas y aún no haya una solución definitiva que permita volver a la normalidad la prestación de un servicio vital para el desarrollo de la región.

Comentarios