La desaparición considerable de abejas, que en los últimos tres años solo en Colombia alcanza la cifra de mil millones, y la consecuente falta de insectos de este tipo para la polinización de las flores como ciclo para la alimentación y la biodiversidad alertó al Senado de la República que trabaja en un Proyecto de Ley que busca la protección de las abejas.

La iniciativa, que está a un debate de ser Ley de la República, tiene como objetivo salvaguardar a los llamados polinizadores.

El Senador Jorge Eduardo Londoño, del partido Alianza Verde, advirtió que el tema es de mucha urgencia, porque si las abejas desaparecen, desaparece la especie humana.

La iniciativa propone crear un Sistema Nacional de Apicultura y otros Polinizadores, en cabeza del Ministerio de Agricultura, además de implementar una Política Nacional de Conservación de los Polinizadores, que estaría a cargo del Ministerio de Ambiente, con el objetivo de regular los agrotóxicos, la deforestación, la adaptación al cambio climático y el manejo de abejas en lugares urbanos.

Para el senador Alberto Castilla, del Polo Democrático, el mismo campesino y el Estado deben tomar medidas para garantizar que existan los polinizadores. El manejo indiscriminado de plaguicidas está acabando con las abejas.

Según un reciente estudio, divulgado por la revista científica ‘Science’, de 198 muestras de miel que fueron recolectadas en todos los continentes, el 75 por ciento contenían trazas de al menos un neonicotinoide (familia de insecticidas que actúan en el sistema nervioso central de los insectos). Casi la mitad de las mieles analizadas tenían restos de dos o más de estos pesticidas.

El porcentaje de mieles con contaminadas fue mayor en Norteamérica (86%), Asia (80%), y Europa (79%). América Latina (57%) y Oceanía (64%).

Comenta aquí: