La Procuraduría General de la Nación sancionó con suspensión del cargo por cinco meses a la alcaldesa de Manatí, Atlántico, Kelly Paternina Sanjuán (2016 – 2019), por revocar el nombramiento de una funcionaria del municipio sin cumplir con los requisitos legales establecidos.

En fallo de primera instancia, la Procuraduría Provincial de Barranquilla estableció que la alcaldesa desvinculó a la funcionaria, quien cumplía funciones de aseo en la Casa de la Cultura del municipio, sin contar con el consentimiento previo, escrito y expreso de la afectada, tal como lo establece el Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo.

Adicionalmente Paternina Sanjuán violó el debido proceso al que tenía derecho la funcionaria, pues no le notificaron la resolución que revocaba su nombramiento y tampoco le señalaron los recursos de ley que podía interponer.

Para el Ministerio Público el comportamiento asumido por la alcaldesa tiene un impacto negativo en los intereses de la sociedad, ya que esta espera que los servidores cumplan con requisitos de probidad y honestidad, los cuales resultaron abiertamente lesionados, en la medida en que no cumplió con lo establecido en la ley.

Por esos hechos la Procuraduría calificó la conducta de la funcionaria como una falta grave cometida a título de culpa grave.

El fallo de primera instancia puede ser apelado por la disciplinada.

Comenta aquí: