Empecemos por un sucinto recuento de algunos de los insólitos y desesperantes comportamientos para que recodemos una vez más como los corruptos de toda la vida han puesto y siguen poniendo a bailar, cantar, odiar, pelear y hasta matarse entre hermanos a los ignorantes pobres que todavía, a pesar de todo lo que han visto con sus propios ojos, oído con sus propios oídos, los seres queridos que han perdido en la guerra y el desastre que han hecho del país, siguen creyéndoles ciegamente, apoyándolos y defendiéndolos como gato bocarriba. El ex guerrillero Jesús Santrich, igual que millones de colombianos, fue obligado a irse para el monte debido a la violencia bipartidista y despojos de tierras a los campesinos por parte de la misma gente del fiscal, pero millones de ignorantes pobres, envenenados por estos, odian más a Santrich que al fiscal a pesar de que resultó involucrado en el caso de corrupción más descomunal y aberrante de toda la historia política de todo el planeta incluidos, en el colmo del horror, los envenenamientos de dos personas honorables. Además de eso y mientras Alan García se suicida por el mismo caso a pesar de ser corrupto, abusa de su poder y se ríe del repudio y la indignación del país hablando de ética y moral. La misma gente del fiscal, es decir los mismos ricos politiqueros de toda la vida, exterminan a la UP, han eliminado a cuanto candidato de izquierda se le ha cruzado en el camino; han intentado matar, inhabilitar y perseguido hasta la saciedad a Gustavo Petro, quien, hasta el momento, ha demostrado ser un hombre honesto; sacaron del congreso al padre Hoyos y lo inhabilitaron por doce años después de rescatar a Barranquilla de las aguas negras y dignificar a los pobres; sacaron también a Edgar Perea; a Ángela María Robledo; a Antanas Mockus; echaron del concejo de Bogotá a Lucho Díaz el embolador por no aceptar corrupción y pare de contar atropellos contra la gente honesta y honorable, pero los ignorantes pobres que bailan al son que le toquen siguen creyéndoles a los corruptos. Ahora aparece otra: Jesús Santrich, hombre al que hay que respetar porque por su inteligencia y conocimientos ha puesto en jaque a los mejores periodistas y por eso le temen en el congreso, no es ningún estúpido para ponerse a traficar drogas después de la firma del Acuerdo de paz. En el video no se habla ni se muestra droga en ningún momento, no hay ni un almanaque de los que se les arranca el día diariamente, la cámara o el celular no muestra fecha, o sea que no hay “cuerpo” del delito ni pruebas y ahí está el meollo que no pudo dilucidar la Fiscalía, pero encarcelaron a Santrich. Uno de los adefesios que repitió Caracol fue que la carta donde iban las pruebas para Estados Unidos se perdió en el correo. El caso es que el video fue grabado por la DEA y ni siquiera esta pudo aportar pruebas, por lo que la JEP, actuando en derecho, optó por la no extradición y la libertad inmediata de Santrich, decisión que, como era de esperarse, removió el odio especialmente de Uribe y su mal llamado Centro Democrático y vino lo que tenía que venir: la tormenta. El fiscal, que al parecer se enteró de que la Corte se pronunciaría el próximo martes sobre su posible impedimento por lo de Odebrecht, aprovechó la decisión de la JEP para decir que renunciaba por dignidad jurídica. O sea que no renunció por el odio y el desprecio del país contra él por lo de Odebrecht, sino que usó el que ellos les alimentan a los ignorantes pobres contra Santrich para salir limpio. Mientras El noticiero Las Noticias busca un analista político que habla mesuradamente y explica, Caracol y RCN y el resto de medios politizados busca a los suyos para que digan lo que quieren que digan al tiempo que los amigos del fiscal aprovechan para remover el odio por la libertad de Santrich y proponer una Constituyente para acabar con las Cortes, con la tutela, reiniciar la guerra y seguir poniendo a matarse hermanos contra hermanos, pero con todo y eso los ignorantes pobres siguen creyéndoles ciegamente y apoyándolos. El mundo se nos está acabando.

Comenta aquí: