Indígenas pertenecientes a la comunidad LGBTI de las etnias sikuani y piapoco en Caquetá viven su propio calvario debido a su orientación sexual.

Son objeto de burlas, desterrados y hasta amenazados de muerte.

Comenta Rolando García, mestizo LGBTI, que un día un familiar el dio una cachetada por su condición: Yo me puse a llorar y me dijo: ‘lárguese o lo mato’, Yo le dije a mi mamá, mi mamá me llevó hasta Carreño y de Carreño me mandó en yate para Casanare”.

Fabio Sossa, indígena homosexual también cuenta que en la calle, en el colegio, en todos lados es el bullying.

”Más que todo le dicen a uno marica, le dicen gay, le dicen homosexuales, eso por todos lados le dicen a uno”, explica Sossa.

En estos casos hay un conflicto de derechos, advierte la Defensoría del Pueblo, debido a que cada persona es libre de decidir su orientación sexual y las comunidades indígenas son autónomas a la hora de tomar decisiones sobre su territorio.

La persona municipal de Puerto Carreño le salió al paso a los maltratos de que han sido víctimas estos jóvenes indígenas y explicó que es importante que ellos se acerquen a la Personería o Defensoría donde tienen una mano amiga que les puede hacer valer sus derechos o entablar cualquier tipo de acción.

Algunos indígenas con esa condición prefieren callarla para no tener que pasar por todos los inconvenientes que deben vivir en sus comunidades.

“La comunidad todavía es muy machista, es muy difícil que digamos una persona indígena asimile que su hijo pertenece a la comunidad. Eso normalmente puede estar ocurriendo, pero no lo hacen visible”, explica la psicóloga Danna Barrios.

En el ámbito laboral estos jóvenes también son discriminados y se ven obligados a vender manillas para sobrevivir.

“Uno queriendo trabajar y uno de persona quiere vivir bien, y uno si no tiene un buen trabajo por esta condición entonces es muy duro, a uno lo rechazan, a uno lo discriminan”, recalca Sossa.

Édgar Chipiaje señala que él se siente bien como es, pero muchas personas le dicen cosas malas y eso no me gusta.

Los recursos asignados por la alcaldía para esta comunidad no están siendo utilizados, debido a que estos jóvenes aseguran que aún no tienen claro cómo elaborar un proyecto productivo.

Comenta aquí: