Tres de cada cuatro hogares deberán cambiar su contador tradicional por uno digital antes del año 2030, de acuerdo con la resolución del Ministerio de Minas y Energía.
El Gobierno redujo sus metas para el cambio de contadores y aplazó la definición los detalles sobre la transición. Ahora será en abril de 2020, y no en enero, cuando el país conocerá el plan de trabajo a través de la Comisión de Regulación de Energía y Gas.
En Colombia los contadores hoy son propiedad de los usuarios así que probablemente serán los usuarios quienes tendrán que pagar por el cambio de contador.
Los nuevos contadores tendrán varias funciones novedosas. Permitirán que las empresas de electricidad conozcan el consumo de los hogares o corten el suministro sin necesidad de enviar a un mensajero; también detectarán más fácilmente los fraudes y permitirán establecer tarifas diferenciales dependiendo de la hora en la que se enciendan los bombillos.

Comenta aquí: