En el juicio que se adelanta contra los hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera por su presunta participación y conocimiento en el ocultamiento del secuestro de la niña Yuliana Sambonóí en hechos registrados el 4 de diciembre de 2016 declaró el perito de la Fiscalía General, Pedro Eduardo Bautista.
El ingeniero explicó la forma en cómo se realizó la extracción de la información de los dispositivos móviles que estaban a nombre de los hermanos Rafael, Francisco y Catalina Uribe. En este procedimiento se rescataron los registros de llamadas, los chats de la aplicación WhatsApp y las notas de voz que se enviaron entre el 3 y el 13 de diciembre de 2016.
En su intervención, reseñó tras hacer un análisis se pudo comprobar que “existe una diferencia” entre los mensajes enviados desde el celular de Francisco a su hermana el día 3 de diciembre, esto si se tiene en cuenta los registros de los mensajes registrados desde el abonado celular de su hermana.
El perito sostuvo que “se puede evidenciar que existen diferencias entre las comunicaciones (…) Visto desde el análisis de la actividad de Catalina hacia Rafael existen 50 mensajes, mientras que en la actividad de Rafael hacía Catalina hay 11 mensajes”.
En este sentido señaló que al hacer un análisis rápido se puede encontrar que fueron eliminados 39 mensajes. Precisó que al hacer una rápida revisión se encuentra que la actividad de la línea celular empieza el 7 de diciembre de 2016 pese a que al hacer una verificación con el celular de Catalina se observa un intercambio de mensajes del 3 de diciembre.
Igualmente se evidenció que se habría desinstalado la aplicación de WhatsApp del celular Rafael Uribe Noguera, teniendo en cuenta que aparecen registros de mensajes utilizando esa aplicación. Los peritos encontraron cuatro llamadas pérdidas el 4 de diciembre de 2016 a varios de sus contactos. Sin embargo, todas estas charlas fueron eliminadas.
Los investigadores pudieron establecer que la última conexión automática de la línea de Rafael Uribe Noguera se registró el 5 de diciembre de 2016 a las 8:20 de la mañana. “Se pudo evidenciar que el abonado celular estuvo asociado a un grupo de WhatsApp y posteriormente fue removido”.
Los hermanos Uribe Noguera enfrentan un proceso penal por su presunta participación en el delito de encubrimiento, favorecimiento y ocultamiento de información.

Comenta aquí: