Cuando llegó el momento para que la plenaria del Senado votara las objeciones de la JEP los defensores de la Jurisdicción obtuvieron 47 votos.

Esta cifra, según las cuentas que expuso el mismo secretario del Senado, Gregorio Eljach, los dejó a un solo voto de ganar y de hundir dichas objeciones en la cámara alta del legislativo.

Una de las faltantes a la votación fue la senadora Maritza Rodríguez, quien al momento de abrirse el registro desapareció sorpresivamente del recinto a pesar de que su partido, la U, tenía la orden de votar en bancada contra las objeciones.

Sin embargo, no solo Martínez se ausentó, sino también lo hizo el senador Berner Zambrano y Miguel Amín Scaf. Ante esto, el presidente y líder del partido, Aurelio Iragorri, les dio un jalón de orejas por medio de una comunicación que la que le recordó que la orden al interior del partido era votar en bloque y respetar la ley de las bancadas, para no ser sancionados y asegurar su presencia en el recinto senatorial con el fin de garantizar el quórum que pusiera fin legislativo a esta materia.

Comenta aquí: