“Mi hija recae por culpa de la EPS, ellos me negaron una remisión”: Madre de Daniela Ordóñez Gutiérrez

0
643
Daniela Patricia Ordóñez Gutiérrez

*Las EPS son unas tumbas mortales, no quiero que más familias vivan lo que yo estoy sufriendo hoy en día.*Hospital de Sabanalarga se apiadó de su desgracia, pero la EPS no quiso hacerse cargo de la contratación.*Le proponen trasladarla a Manizales o Cali, pero la familia tenía que cubrir los viáticos siendo sus padres de escasos recursos.

“En el 2018, Clínica La Misericordia Internacional en Barranquilla detectó la enfermedad de mi hija y la respaldó ante el proceso, pero en el presente año fue llevada nuevamente por medio de la EPS y no fue recibida quizás por problemas económicos con esa entidad.Inmediatamente la ambulancia la regresó a Sabanalarga para gestionar el ingreso a la Clínica San Rafael de ese municipio, ante las explicaciones de un doctor que se trataba de un caso vital. Le dijeron a su madre “no queremos nada con SaludVida porque no paga”.
“Solo me aceptaban a la niña en condición de particular y tenía que depositar millón y pico, pero no tengo esa plata”, ratificó Emileidis Gutierrez.“Mi hija recae por culpa de la EPS, ellos me negaron una remisión con un médico reumatólogo Pediatra, una orden para colocar el último medicamento”. En medio de llanto, tristeza y palabras desgarradoras la madre de Daniela señaló, estas entidades no deberían existir más en Colombia, estas EPS son unas tumbas mortales, no quiero que más familias vivan lo que yo estoy sufriendo hoy en día.
Ante el nefasto y criminal servicio médico de la EPS SaludVida, murió la noche del miércoles una menor identificada como Daniela Patricia Ordoñez Gutiérrez, en el Hospital Departamental de Sabanalarga, quien era natural del corregimiento de La Peña, donde se le diagnosticó la enfermedad de Lupus.
La niña permaneció en el hospital 32 días esperando la atención por parte de la EPS Salud Vida primero se negó a la vinculación de la paciente, familiares demostraron con facturas y muestras de laboratorio que habían documentos probatorios para constatar que era una obligación impartirle el servicio. A raíz de eso, la EPS realiza la primera remisión hasta Barranquilla donde en ningún hospital fue recibida por no tener vinculación con esta entidad. La niña es devuelta al Hospital de Sabanalarga pero la EPS seguía sin resolver su situación; luego la entidad insistió que solo se podría remitir a otras ciudades como Manizales y Cali.Por consiguiente, no se logró ningún traslado ya que, le correspondía a los familiares asumir de su bolsillo viáticos, hospedaje y comida, siendo estos padres de muy escasos recursos económicos.
¿Cómo los padres de Daniela podrían costear gastos extras en otra ciudad, siendo una familia humilde?, a duras penas solo tenían un supuesto sistema de seguridad social que brinda salud y protección para las personas carentes de recursos. Debido a la insistencia de la EPS obligó a la familia de la menor a rechazar servicios para no verse envueltos en asuntos legales, se sintió acorralada y por no tener asesoría, por eso que a través de una carta, la madre de Daniela admitió la renuncia del servicio para el traslado debido a su condición :“Yo Emilidis Gutiérrez madre de la paciente Daniela Ordoñez Gutiérrez les comunico a través de la presente que no acepto el traslado de la niña a la ciudad de Manizales por motivos económicos, somos de muy bajos recursos para suplir gastos de alimentación y otras cosas que la niña necesita”.
Seguidamente señaló, “ustedes están en la capacidad de ubicar a la niña en una clínica que tenga todo la atención necesaria a dicho caso; por lo tanto aquí en el departamento del Atlántico sí hay esas instalaciones capaces que se requiere de dicha situación.
Por negligencia de ustedes han jugado con la salud de mi niña. Y todo esto lo demando ante el Sr. Jesucristo Dios Todopoderoso”.
Ahora bien, cuál es el afán o el interés de llevarla a otras ciudades, será que no les conviene a la EPS que la menor hubiese sido atendida en el Distrito?
¿Para que remitirla a otras ciudades?, el otro lado de la moneda es esta ¿qué papel juega la salud departamental en estos momentos?, actualmente en nuestro país se debe llegar a la muerte para que el Presidente de la República emita algunas palabras?,
¿hasta cuándo este mediocre servicio de salud en el Atlántico y Colombia?
Cada vez que se ahonda más en el caso de la menor Daniela Patricia Ordoñez Gutierrez, es notorio como el sector de habitantes humildes que reside en un país como Colombia es dejado a la deriva, ignorado e invisible para muchos.Estas “prestadoras de servicios médicos” se burlan de la salud de sus usuarios, haciendo de ellas lo que les da la gana ¿qué más tiene que pasar para que el Presidente Duque reaccione?

Comentarios