Paseo de la muerte/’SaludVida acabó tristemente con la vida de mi niña Daniela Ordóñez’

0
3574
Daniela Patricia Ordóñez Gutiérrez

*Hospital de Sabanalarga se apiadó de su desgracia, pero la EPS no quiso hacerse cargo de la contratación. Le proponen trasladarla a Manizales o Cali, pero la familia tenía que cubrir los viáticos.

Ante el nefasto y criminal servicio medico de la EPS Salud Vida, murió la noche del miércoles una menor identificada como Daniela Patricia Ordóñez Gutiérrez, en el Hospital Departamental de Sabanalarga, quien era natural del corregimiento de La Peña, donde se le diagnosticó la enfermedad de Lupus.

La niña permaneció en el hospital 32 días esperando la atención por parte de la EPS Salud Vida primero se negó a la vinculación de la paciente, familiares demostraron con facturas y muestras de laboratorio que habían documentos probatorios para constatar que era una obligación impartirle el servicio.

A raíz de eso, la EPS realiza la primera remisión hasta Barranquilla donde en ningún hospital fue recibida por no tener vinculación con esta entidad. La niña es devuelta al Hospital de Sabanalarga pero la EPS seguía sin resolver su situación. Luego la entidad insistió que solo se podría remitir a otras ciudades como Manizales y Cali. Por consiguiente, no se logró ningún traslado ya que le correspondía a los familiares asumir de su bolsillo viáticos, hospedaje y comida, siendo estos padres de muy escasos recursos económicos. ¿Cómo los padres de Daniela podrían costear gastos extras en otra ciudad, siendo una familia humilde?, a duras penas solo tenían un supuesto sistema de seguridad social que brinda salud y protección para las personas carentes de recursos.

Daniela Patricia Ordoñez Gutiérrez.

Debido a la insistencia de la EPS obligó a la familia de la menor a rechazar servicios para no verse envueltos en asuntos legales, se sintió acorralada y por no tener asesoría, por ese a través de una carta la madre de Daniela admitió la renuncia del servicio para el traslado debido a su condición :“Yo, Emilidis Gutiérrez, madre de la paciente Daniela Ordoñez Gutiérrez, les comunico a través de la presente que no acepto el traslado de la niña a la ciudad de Manizales por motivos económicos, somos de muy bajos recursos para suplir gastos de alimentación y otras cosas que la niña necesita”.

Seguidamente señaló: “ustedes están en la capacidad de ubicar a la niña en una clínica que tenga todo la atención necesaria a dicho caso; por lo tanto aquí en el departamento del Atlántico sí hay esas instalaciones capaces que se requiere de dicha situación.

Por negligencia de ustedes han jugado con la salud de mi niña. Y todo esto lo demando ante el Sr. Jesucristo Dios Todopoderoso”. Ahora bien, cuál es el afán o el interés de llevarla a otras ciudades, será que no les conviene a la EPS que la menor hubiese sido atendida en el Distrito?

Pronunciamiento del alcalde de Sabanalarga

El alcalde de Sabanalarga, José Elías Chams, se pronunció ante el lamentable hecho. “El caso de Daniela no es el único caso que ha sucedido en Sabanalarga por parte de la EPS Salud Vida, ellos prácticamente forzan al usuario a renunciar del servicio porque se la colocan difícil. Trasladar a un usuario de Sabanalarga hacia otro departamento implica que la persona que vaya con ellos debe tener para los gastos diarios de manutención y alojamiento y cualquier persona de la población que tenga una situación precaria no va tener para la sostenibilidad. Y solo prefiere no aceptar el supuesto beneficio”, afirmó el mandatario.

“La EPS está en la obligación de prestar el servicio al usuario. No veo la necesidad de la EPS trasladar a la niña a otro departamento cuando en Barranquilla hay clínicas especializadas para tratar a las personas. Solo es una trampa que la EPS le tendió a la usuaria y eso causó su muerte”, agregó.

Cabe destacar que las EPS Salud Vida y Barrios Unidos de Quibdó presta un deficiente servicio en Sabanalarga.

De la misma manera, el alcalde municipal señaló: “Se han realizado auditorías y seguimientos a estas EPS y por eso le hago un llamado al Gobierno Nacional para que le coloque la lupa a estas entidades. Literalmente son igual o peor que un sicario que acaba con la vida de una persona.No se justifica que las EPS antes mencionada sigan prestando servicio en el Atlántico”.

 

Comentarios