Comunidad siente temor del homicida de la pequeña María José/’Randy es la oveja negra de la cuadra’

2173

“Es la oveja negra de la cuadra. No nos sentimos seguros. Tenemos miedo. No queremos que salga”, manifestaron varios de los residentes en el sector donde vive Randy, el joven que asesinó a la pequeña María José Ortega Ballesta, de 6 años, quien el pasado lunes fue recluido en forma preventiva, en el centro para adolescentes Nueva Vida del barrio La Granja en el municipio de Turbaco, Bolívar.

Todos coinciden en que el muchacho de 17 años no siente el más mínimo respeto por nadie. Muchas veces le han escuchado decir que no le importa nadie, sólo él mismo.

El adolescente señalado de asesinar a la pequeña María José Ortega.

“Es una persona muy violenta que le gusta el problema. Siempre anda en la madrugada por la calle, metiéndose en los patios, no estudia, no hace nada. A Randy nadie lo quiere”, aseguró un ama de casa, que dijo conocer desde chico al homicida de María José.

Un vecino del sector de la carrera 9J con calle 98, señaló que Randy luego de ser descubierto y aprehendido por el crimen de la niña de 6 años, le dijo a la madre de la menor que una vez saliera se iba a vengar.

“Así como vemos las cosas no nos sentimos seguros. Dios nos ampare con ese muchacho cuando vuelva por estos lados. Lo queremos bien lejos de acá”, expresó un comerciante que conoce a Randy desde hace más de diez años.

“Ese señor no tiene nada que ver en lo que ese loco de Randy dice. “¿Cómo puede ser posible que un señor trabajador como lo conocemos nosotros vaya a coger 500 mil pesos para pagárselos al sobrino en vez de invertirlo en su negocio que lo necesita? Nunca lo hemos visto en ninguna clase de problemas. Gimy no es una mala persona”, expresó, una vendedora de productos por catálogo, quien pidió omitir su identidad.

“Una persona que se dedica a robar y a cometer toda clase de delitos en la misma cuadra donde vive, es alguien de alta peligrosidad. La semana pasada se robó una moto que estaba parqueada en todo el frente de un vecino y lo peor de todo es que fue a plena luz del día. Ninguno de los muchachos que viven por acá hablan con él, porque les vive diciendo que no le teme a nada. Incluso ha dicho en muchas ocasiones que no le teme ni a la Policía, que son más bien ellos los que le deben tener miedo a él”, agregó la vendedora.

Dicen los vecinos que de lo sucedido se ha hablado mucho, pero que pese a todo, la verdad no ha salido del todo. “Randy sabe algo más que no ha querido decir. Ojalá el estar preso lo haga recapacitar y diga de una vez por todas qué fue lo que realmente pasó y porqué lo hizo”, agregó otro miembro de la comunidad residente en el barrio del cual muchos hablan por el triste hecho donde una inocente criatura de seis años fue asesinada.

Randy y su tío Gimy son dos polos opuestos. Dos personas que solo tienen en común ser miembros de una misma familia. Mientras el primero es descrito como una persona violenta e intimidante, el segundo es catalogado como alguien tranquilo y sin problemas.

“No se hizo justicia”

Este miércoles luego de conocerse la decisión de la Juez Sexta Penal Municipal con control de garantías, Carmen Blanco, de enviar a la Cárcel Modelo a Gimy José Chapman Peñaloza, señalado de ser el autor intelectual del crimen atroz de la pequeña María José Ortega Ballesta, de 6 años, el desconcierto y la tristeza, por considerar que no se ha hecho justicia con el vendedor de chatarra, se apoderó de aquellos que esperaban que fuera dejado en libertad.

En diálogo telefónico sostenido con el Diario LA LIBERTAD, un grupo de vecinos de Chapman manifestó su total inconformismo acerca de la decisión judicial. “Con todo esto lo único que se está demostrando es que no se hizo justicia con Gimy. Porque de lo que sí estamos seguros es que él es inocente”.

Comentarios