Jimmy es inocente, dijo una vecina del sector

«Que lo dejen libre, que lo dejen libre». Era el grito al unísono que se escuchaba este lunes en la mañana en las afueras de la casa donde vivía la menor María José Ortega. Allí había una gran multitud, quienes gritaban a nombre de Jimmy José Chapman Peñalosa, quien fue capturado por la Policía, al estar involucrado en el asesinato de la niña.

La mujer Yesica Hernández Díaz, fue la persona que tomó la vocería, en representación de la comunidad, quien señaló: «Lo que hizo este menor no tiene nombre y parece hubo un descuido de la Policía, ya que cuando vinieron al barrio no revisaron una habitación, la cual estaba con candado. Tenemos que decir que Jimmy es inocente y el pecado fue quedarse dormido en la hamaca, pero no tiene nada que ver con la muerte de la menor. Lo que pasa es que el menor ‘Randy’ lo odia, porque a cada momento lo reprendía por sus malas actuaciones y ahora lo quiere involucrar en el crimen. Y ese menor tiene que ir a la cárcel, porque si lo sueltan, otra vez se roba a una niña y la mata, hasta una de mis hijas podría caer en manos de este criminal y sabe porque lo haría ya que todos estamos en contra de él. La niña fue sacada en un canasto, metida en un saco, y éste envuelto con una sábana blanca, ya que la mujer de Gimy lo vio cuando salió, pero nunca pensó que dentro iba la menor. Eso fue antes de las 7 de la noche».

Ese sujeto se la llevó para el monte, la dejó parece viva el domingo en la mañana cuando regresó la encontró que todavía respiraba y fue cuando le causó una herida de cuchillo en el cuello”.

Señaló que la casa fue quemada y destruida “porque estamos ardidos por lo que hizo este adolescente, ya que uno es madre y tengo miedo que ese individuo se pueda llevar a mi hija que tiene 4 años”.

También dijo que ‘Randy’ y el taxista Nelson salían de noche a robar con su mujer.

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: