Juez se abstuvo de dictar medida de aseguramiento contra ‘Bestia del Matadero’ por falta de material probatorio

Una vez más Levith Aldemar Rúa Rodriguez, conocido como ‘La bestia del Matadero’ fue trasladado hasta el departamento del Atlántico, luego de la condena de 37 años de prisión que cumple en la Cárcel de Máxima Seguridad de Valledupar, por violar a una adolescente venezolana.

El viernes a las 10:00 de la mañana llegó custodiado por el Inpec al Palacio de Justicia de Soledad, a la audiencia de imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento ante el Juez Segundo Promiscuo de Soledad Atlántico, por el caso de la joven Karla Cantillo, quien presuntamente este habría intentado violarla el 1º de enero del 2017 en Ponedera.

La Fiscalía procedió a imputarle el delito de acceso carnal violento en grado tentativo y feminicidio agravado en grado tentativa, la cual Rúa Rodriguez no acepto e indicó que el segundo cargo era inconsistente porque la víctima no estaba muerta.
El Juez se abstuvo de dictar medida de aseguramiento por la no aportación de los elementos de material probatorio, dentro de esa la condena vigente que le impusieron a ‘La Bestia del Matadero el 21 de marzo, es decir hubo inconsistencia en el caso de Cantillo.

De acuerdo a lo sucedido el juez indicó que el delito de feminicidio no se observa, porque no fue acreditado y justificado aprobatoriamente por la Fiscalía, por esa razón no acepto ese cargo.

Además agregó, que la fiscal no realizó el reconocimiento de persona de lo que los testigos afirman que Rúa Rodriguez fue la persona que intentó acceder carnalmente a la adolescente.

Según el togado esas presuntas pruebas de la Fiscalía no son suficientes para una condena contra este, ya que los testimonios no hacen parte de la investigación.

Los familiares de Cantillo Hernández se encuentra consternados por esta decisión y por la falta de investigación de la fiscal como lo es en este caso, además manifestaron que trasladarán el caso y buscarán un abogado que los ayude a salir adelante con esta situación.

A la salida el hombre manifestó que lo que está sucediendo era un complot contra él.

Los hechos

Los hechos ocurrieron el 1° de enero de 2017, cuando casualmente el hombre gozaba de un permiso por 72 horas, pues pagaba una pena por un delito sexual  cometido en el Cesar.

Al parecer Cantillo se encontraba, con unas amigas en un establecimiento y una de las personas allí presente le pidió que la acompañara al baño que estaba un poco retirado del lugar, estando allí fue sorprendida por el expolicía quien acto seguido la tomó por la garganta y le tapó la boca.

“El me empezó a arrastrar hacia un lote abandonado, yo empecé a forcejear con él, sin embargo yo no podía zafarme y comencé a pedir auxilio, esto lo molestó y empezó a golpearme el rostro”.

Su amiga trató de defenderla golpeándolo con una tabla, pero esto no fue suficiente porque el individuo trato de agredirla y la chica se fue corriendo a buscar ayuda.

Entre tanto Cantillo Hernández seguía su lucha para salvar su vida, dice que trató de escapar pero el abusador la agarró por un pie, y cayó boca abajo en esta posición siguió arrastrándola.

“Todo estaba oscuro y ahí me inmovilizó con su cuerpo besándome y tocándome, como yo no me dejaba y seguía gritando me volvió a golpear más fuerte e intentaba quitarme un enterizo que tenía puesto, pero como no podía hacerlo cogió más rabia y nuevamente me agredió”.

Afirma la afectada que ya en ese momento empezó a perder fuerzas “prácticamente estaba inconsciente, fruto de la golpiza, cuando de pronto un hombre con una linterna empezó a gritarle que me dejara y fue cuando se apartó y se fue huyendo”.

A pesar de su mal estado,  la víctima señaló que al llegar al centro asistencial a donde fue trasladada, dio a conocer la identidad del atacante.

Después de la amarga experiencia, la mujer sufrió  varias cirugías al presentar  fractura en su mandíbula y debió someterse  un largo tratamiento psicológico.

Por otro lado el próximo 25 de junio Levith Rúa Rodriguez, deberá asistir a la audiencia preparatoria a juicio por el caso de Gabriela Romero Cabarcas, quien desapareció el 24 de noviembre y fue hallada muerta el 15 de diciembre del 2017, cerca a una zona enmontada en Caracolí, Malambo.

PIE DE FOTO

El condenado cuando era custodiado por el Inpec

Levith Rúa a la salida expresó que todo era un complot contra él.

Comenta aquí: