Asesinan y sacan el bebé de latina embarazada porque iban a remplazar a su hijo perdido

1407
Clarisa Figueroa (izq.), de 46 años, su novio Piotr Bobak (der.), de 40, y la hija de Figueroa (centro), Desiree, de 24, son acusados por el asesinato de Marlen Ochoa.

El desenlace del caso de Marlen Ochoa, una mexicana indocumentada de 19 años que desapareció en Chicago en las últimas semanas de su embarazo, tiene conmocionada a las propias autoridades.

Tres personas que al parecer tenían una macabra motivación han sido acusadas por el asesinato de la joven y el robo del bebé.

“Tiene muerte cerebral el niño”: esposo de la joven embarazada que fue estrangul…00:15 / 02:20″Estoy en el sur de Chicago por la 79 y Pulaski, si quieres esperar una semana, mi hija tiene ropa Nueva para niño que su hijo nunca usó”, le escribió Clarisa Figueroa, de 46 años, en un grupo de Facebook a Marlen Ochoa. Ella respondió “Sí niña, está bien, muchísimas gracias”. Y la otra mujer le contestó: “No hay problema niña, yo sé cómo es. Ella tuvo suerte de tener dos baby showers y le encanta compartir (…) Escríbeme por privado para más información”.

Esta fue la conversación donde le lanzaron el anzuelo a la joven hispana embarazada de 19 años que desapareció en Chicago y luego de tres semanas apareció muerta en un basurero sin su bebé. Las autoridades señalan que fue estrangulada por la mujer que la invitó a su casa, quien la engañó con regalarle ropa para su hijo que estaba a punto de nacer.

Los detalles del crimen contra esta joven indocumentada son impactantes y han atraído la atención de medios en todo el país: Figueroa y su hija Desiree, de 24 años, estrangularon con un cable a Marlen y luego le cortaron el vientre para extraerle al bebé. ¿Lo más aterrador? Su motivación, pues aparentemente la mujer quería criar a otro niño dos años después de que su hijo adulto falleció de causas naturales, según los investigadores.”No hay palabras para expresar lo repugnantes y perturbadoras que son estas acusaciones”, dijo el superintendente de la Policía, Eddie Johnson, en una conferencia de prensa para anunciar los cargos de asesinato en contra de Figueroa y su hija. El novio de la madre, Piotr Bobak, de 40 años, también enfrenta cargos por encubrimiento del crimen.Clarisa Figueroa (izq.), de 46 años, su novio Piotr Bobak (der.), de 40, y la hija de Figueroa (centro), Desiree, de 24, son acusados por el asesinato de Marlen Ochoa.Crédito: Departamento de Policía de Chicago vía APLos padres de Marlen también hablaron ante los medios este jueves y desconsolados dijeron que buscarán justicia, pues lo que sucedió tras la desaparición de su hija y su nieto los tiene desconcertados. “Perder un hijo es el dolor más grande que puede tener uno”, dijo entre lágrimas y con la voz entrecortada la madre de la joven, Raquel Urióstegui.

Esto también lo sabe bien el esposo de la víctima, Yiovanni López, quien ahora solo suplica por un milagro porque los médicos no creen que su bebé sobreviva. “Es muy doloroso decirlo, pero tiene muerte cerebral el niño, porque al tiempo que él vino a la vida fue arrancado de una manera que no debería de ser”.

Comentarios