Los maestros y la educación pública

0
168

Hoy, cuando se celebra el Día del Maestro, resulta importante destacar varios aspectos para que sean tenidos en cuenta en las reflexiones que sobre su rol y la política educativa todos debemos realizar, para misionar un mejor futuro nacional.
Sea lo primero señalar que la educación privada en Colombia sigue en primer lugar frente a la formación que ofrecen los colegios oficiales, aunque estos vienen mejorado paulatinamente en cuanto a los indicadores de calidad.
Tanto el gobierno como los expertos en educación siguen reconociendo que el tiempo de permanencia y el uso de la infraestructura de los colegios inciden en la calidad educativa.
Hay que admitir que los centros educativos privados logran mejores resultados en materia de calidad por el capital cultural de los estudiantes y por las condiciones sociales en que se desarrollan.
Sin embargo, hay que reconocer que los colegios públicos han mejorado su calidad, especialmente en nuestra ciudad, lo cual se demuestra con los distintos indicadores conocidos recientemente.
Es que en realidad, no se puede equiparar la misma jornada en un establecimiento privado que en uno del gobierno, donde se estudian menos de 6 horas; tampoco la posibilidad que tienen estos alumnos de hacer uso de los espacios como las bibliotecas, los laboratorios y demás recursos que marcan la diferencia entre un escolar perteneciente a una institución educativa oficial y otro de un colegio privado.
Es por esto que se hace necesario que los jóvenes de los estratos uno y dos puedan ingresar a través de unos ciclos de formación extra que se les ofrezcan a ellos para que puedan nivelarse con los alumnos de colegios privados.
Lo cierto es que las últimas políticas del gobierno han dejado entrever que por mejorar la cobertura se ha sacrificado la calidad, al decidir establecer hasta tres jornadas al día, en algunos centros educativos de carácter oficial, habrá que esperar la verdadera implementación de la jornada única.
También podemos señalar como factor negativo para que la situación se presente de esa manera, el aspecto que tiene que ver con la alimentación y las condiciones de salud, que inciden en la calidad y rendimiento de los escolares. Hay quienes han propuesto una reforma en lo atinente al sistema de calificación vigente en la actualidad, el cual se puede decir que fomenta la mediocridad y el menor esfuerzo por parte de los estudiantes, quienes tienen la seguridad de que serán promovidos al siguiente grado sin tantos esfuerzos.
Todo esto sucede a pesar de las inversiones en la calidad de la educación a nivel nacional, por cuanto se siguen presentando dificultades en lo referente a las condiciones en las que los alumnos acceden al servicio.
Estos se constituyen en factores que incrementan las deficiencias en los establecimientos de educación primaria, media y superior oficiales, por este motivo es muy poco lo que se ha avanzado, lo que nos hace concluir que con razón es que la educación oficial sigue en segundo lugar en Colombia.

Comentarios