El Liberal: Un Partido que está en vías de extinción

1389
César Gaviria y Mauricio Gómez

Con la presencia del director del partido Liberal César Gaviria Trujillo y el senador Mauricio Gómez Amín, se concretó este viernes la coalición de los liberales y Cambio Radical para apoyar a Elsa Noguera en sus aspiraciones de ocupar la Gobernación del Atlántico. Esta decisión fue confirmado por la cabeza visible de Cambio Radical en la Región Caribe el empresario Fuad Char Abdala, quien también hizo énfasis en el apoyo ofrecido por otras colectividades políticas con representación en el Atlántico, tal como se veía venir desde días atrás.
Entre tanto Elsa Noguera manifestó a la LIBERTAD, que su principal aspiración es llegar a la gobernación para trabajar denodadamente para mejorar la calidad de vida de los atlanticenses, especialmente de las zonas más apartadas del territorio.
Algunas fuentes cercanas a los partidos que integrarían la anunciada coalición en torno a la candidatura de Elsa Noguera anunciaron que en próximos días sostendrán varios encuentros con sus máximos líderes.
Todo eso esta bien….incluso es algo que habíamos presagiado en en días anteriores, que aquel candidato o candidata que contara con el respaldo de la casa Char sería una opción ganadora como seguramente sucederá con Elsa, por lo que podemos afirmar que la presencia de ella en la gobernación del Atlántico representa el optimismo de los atlanticenses, en cuanto a la solución de las necesidades que los aquejan
Sin embargo no hay que desconocer el sabor agridulce que quedó en entre las bases del Partido Liberal en el Atlántico,quienes no se explican la razón por lo que los directivos del partido Liberal en el Atlántico encabezados por Mauricio Gómez Amín, abandonaron las posibilidades de seguir en poder de la gobernación después de tres periodos consecutivos.
Entre un gran conglomerado de esta colectividad política, quedó una indiscutible sensación de incertidumbre en torno al futuro de este partido.
Estos aspectos que han venido generado en un basto sector del liberalismo en el Atlántico ciertas grandes dudas sobre el apropiado manejo que se le ha venido dando al otrora glorioso partido liberal, con lo cual ha quedado demostrado que las bases del partido Liberal se equivocan menos que sus directivos.

Quienes se dedican al estudio de la sociología política se han encontrado con una tarea realmente ardua, por una simple razón; desde el momento que en Colombia la ideología de los partidos políticos tradicionales hizo crisis, un numero considerable de sus militantes, no se dedicaron a luchar para reivindicar las ideas de sus colectividades, ni a edificar una nueva concepción de la sociedad, de la economía y del Estado.
Por eso consideramos que ha llegado el momento de la autocrítica liberal, para saber hacia donde va este partido, utilizando esas dos armas de lucha propias de su escudo, el libre examen y la libre critica, es hora de poner la cara a ese monstruo de varias cabezas que representó el surgimiento de otros partidos como La U, Cambio Radical, Colombia Viva, Alas equipo Colombia y otros más, todos salidos del partido liberal, conformados por quienes convirtieron a sus copartidarios en enemigos y a sus amigos en adversarios.
Haciendo la distancia cada vez mas grande entre la opinión y el electorado liberal, llevando al partido a competir más por los puestos en la burocracia, que en la posiciones en la democracia, con unos dirigentes que solo se dedican a obtener el beneficios personales, todo lo cual dio al traste con una larga historia de reivindicaciones populares en favor de esas mayorías sociales que ahora quieren nuevos canales y otras formas de expresión política.
Señores dirigentes del partido Liberal César Gaviria a nivel nacional y Mauricio Gómez e el Atlántico, es urgente que el partido liberal regrese a las universidades,que reasuma la vocería de los sindicatos y las cooperativas, para así recrear nuevas formas de organizaciones sociales y aceptar la realidad inaplazable de permitir nuevamente la participación de las juntas populares permanentes en política, para que su relación con el partido liberal sea más ideológica y vuelva a lo que antaño fue.
Para cumplir esa cita que en su época cumplieron Uribe Uribe, Alfonso López Pumarejo, Jorge Eliécer Gaitan, José Hiliario López, Olaya Herrera, Alfonso López Michelsen, Julio César Turbay, Ernesto Samper Pizano y otros tantos, rompiendo cuando era necesario con el orden establecido, con tal de conseguir el bienestar de las clases más necesitadas.
Definitivamente el partido liberal tiene que renovar sus mensajes, dejar a un lado las rencillas regionales y del beneficio personal, poniendo en practica las tesis que en sus años de esplendor lo convirtieron en el partido del pueblo, por el pueblo y para el pueblo
Pero también es tiempo que se ensayen otras recetas que lo sintonicen con las nuevas realidades como la del sector informal, cantera de los desvalidos contemporáneos a quienes el liberalismo ya no ha dirige sus esfuerzos de representación en los últimos años.
El partido Liberal, deberá abrir un frente de respuestas a una sociedad integrada fundamentalmente por una juventud que es blanco de problemas como el desempleo, la inseguridad y el narcotráfico, para demostrar que el cambio generacional no es cuestión de afiches, sino de nuevas y audaces remedios para curar las dolencias que aquejan al pueblo colombiano.
Con estas reflexiones: la conciencia de un partido unido, la conciencia social que lo sintonice con las nuevas realidades de la lucha política y la conciencia generacional que lo ayude a diseñar propuestas audaces,para que reinicie el transito hacia el reencuentro con esas virtudes que inspiran el credo liberal y la libertad que se conseguirá a través de la igualdad y la fraternidad.
Entonces habrá que hacer una distinción en el lieberalismo, entre los que le hayan sido fieles y los que le hayan vuelto la espalda a este partido, no se puede negar la crisis que atraviesa el partido Liberal como consecuencia del manejo que le han dado a la colectividad roja, sus actuales dirigentes.
Creemos que el Partido Liberal no puede dejar a un lado el liderazgo de los jóvenes, porque precisamente esta situación es la que tiene en crisis al partido Liberal y si no se toman las medidas para redireccionarlo, este puede desaparecer.

Comentarios