Se agudiza la crisis de los rohingya, la minoría étnica más perseguida en el mundo

0
187

Durante décadas los miembros de la minoría étnica de los rohingya, acorralados por el ejército birmano, se han visto obligados a escapar de Myanmar hacia el vecino país de Bangladesh, donde se refugian desde hace más de 40 años.

El punto de partida de esta dramática situación es el hecho de ser musulmanes y tener una apariencia con rasgos indios y bengalíes en un país donde la mayoría de su población es budista.

Una minoría “sin amigos y sin tierra”
Aunque los rohingya han vivido en Birmania por varias generaciones, el gobierno de ese país los considera inmigrantes ilegales y no los reconoce como birmanos a pesar de su constante lucha por conseguirlo. Esto significa que no poseen derechos como ciudadanos, no pueden contraer matrimonio ni viajar sin permiso de las autoridades, tampoco tienen derecho a ser dueños de tierras ni de ningún tipo de propiedad.

Ellos aseguran ser indígenas del estado de Rakhine con antecesores árabes, pero el gobierno birmano los clasifica como musulmanes originarios de Bangladesh que durante la ocupación británica emigraron a Myanmar.

Comentarios