Quedó en firme suspensión del alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández

Rodolfo Hernández, alcalde de Bucaramanga

El Consejo de Estado negó la tutela que interpuso el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, contra la decisión de la Procuraduría que lo suspendió provisionalmente por el término de tres meses y ordenó abrir una investigación disciplinaria en su contra.
La sanción que interpuso la Procuraduría tuvo que ver con el incidente que tuvo el Alcalde con el concejal Jhon Claro, en hechos que habrían ocurrido el pasado 28 de noviembre, cuando presuntamente hubo agresión física y verbal
El Ministerio público consideró que Hernández habría incurrido en una infracción al deber de tratar con “respeto, imparcialidad y rectitud a las personas con que tiene relación por razón del servicio”.
“La Procuraduría General de la Nación tiene competencia para investigar a todos los servidores públicos e imponerles las sanciones de suspensión, destitución e inhabilidad general”, dice el fallo
Además añade que se pudo comprobar que la decisión de la Procuraduría obedeció a conductas del Alcalde que atentaron contra el buen trato de otras personas, por lo cual su suspensión de manera provisional “se tomó con el fin de que no siga incurriendo en ellas, pues son varias las quejas y las investigaciones disciplinarias que existen en su contra por los mismos motivos”.
Por eso determinó que el Hernández debe dejar su cargo por los tres meses en los que la Procuraduría adelantará las investigaciones respectivas del caso.
Para el Ministerio Público constituye un agravante que estos presuntos comportamientos reiterativos, hayan escalado de las agresiones verbales a la física.

Comentarios