‘Mico’ en el Plan de Desarrollo salvaría a concejales y diputados de supuesta inhabilidad

0
193
Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior

Un ‘mico’ en el Plan Nacional de Desarrollo que salvaría a concejales y diputados que hoy aspiran a sus respectivas alcaldías o gobernaciones y que estarían inhabilidatos, por cuenta del artículo 43 del nuevo Código Disciplinario, fue identificado por el noticiero La FM que dirige el periodista Luis Carlos Vélez.

Explica esta cadena de radio que en enero de este año el presidente de la República, Iván Duque, sancionó la Ley 1952 de 2019 que actualiza el Código General Disciplinario, considerado como la ‘biblia’ de la Procuraduría. Este nuevo código ha generado miedo entre algunos aspirantes a las elecciones regionales del próximo octubre, pues incluye nuevas inhabilidades e incompatibilidades.

Concretamente el artículo 43 de la Ley 1952 crea una incompatibilidad para desempeñar cargos públicos a gobernadores, diputados, alcaldes y concejales. Advierte que serán incompatibles para desempeñar cargos públicos en sus territorios hasta doce meses después del vencimiento de su período o de su retiro del servicio. Según algunos intérpretes, esto quiere decir que los concejales y diputados que hoy están aspirando a Alcaldías o Gobernaciones, estarían inhabilitados porque tendrían que haber renunciado antes del 27 de octubre de 2018.

Hoy por hoy las reglas de juego le permiten, por ejemplo, a los concejales y precandidatos a la Alcaldía de Bogotá, Hollman Morris y Ángela Garzón, renunciar seis meses antes de la elección, es decir, renunciar antes del 27 de mayo. Pero el artículo 43 del Código Disciplinario podría generarles problema no sólo a ellos, también a decenas de aspirantes que vienen de un cabildo o corporación.

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, había advertido que el gobierno consultaría al Consejo de Estado -a petición del Partido Conservador- para que esta corporación defina si se crea o no una nueva inhabilidad. Pero dijo que definitivamente el artículo 43 del nuevo Código tiene incidencia en las candidaturas.

El noticiero de La FM identificó un artículo, que algunos consideran ‘mico u orangután’ en el Plan de Desarrollo, que salvaría a estos concejales-diputados precandidatos. En el Plan de Desarrollo se incorporó un artículo que propiciaría que el nuevo Código Disciplinario no entre en vigencia este año, sino hasta el 1 de julio de 2021. Por cuenta de este supuesto ‘mico’ se acabaría -o suspendería- esta discusión de la inhabilidad de los concejales.

El ex procurador delegado para la moralidad pública, Fabio Castellanos, es uno de los juristas que considera que el ‘orangután’ salva a los cabildantes-precandidatos de una inhabilidad para las elecciones de octubre.

“Indiscutiblemente el artículo 43 modifica las reglas con las que se venía operando con anterioridad en el tema de incompatibilidad. En este tema se establecía un extremo temporal de seis meses antes de la renuncia. Podía la persona renunciar seis meses antes de la elección. Hoy este nuevo código disciplinario, que tiene que entrar en vigencia ahora en junio, extiende esta incompatibilidad a un año. Es decir, si una persona es elegida en octubre y si renuncia hoy, que estamos a 2 de mayo, pues esa incompatibilidad duraría hasta el 2 de mayo de 2020 y por ende no podría desempeñar una función pública. Y esa incompatibilidad se convertiría en una inhabilidad. Es obvio que se presenta una situación jurídica que no solamente afectaría a Hollman Morris sino a concejales y diputados que están pensando en dar el salto a Alcaldía y Gobernación “, dijo Castellanos.

También advirtió que el Código Disciplinario duró tres años “engavetado” y no se entiende por qué lo quieren engavetar hasta 2021. “La Procuraduría General de la Nación tenía todo el tiempo suficiente para prepararse para la implementación del Código. Estamos hablando de una discusión del año 2016, ellos sabían cuáles eran los requisitos técnicos. No entendemos por qué meter semejante orangután en el Plan de Desarrollo donde no existe ninguna unidad de materia entre el Plan de Desarrollo y el Código Disciplinario. Ahí tiene que haber algo detrás”, agregó Castellanos.

La FM contactó a algunos ponentes del PND como Katerine Miranda quien explicó que el artículo sobre el Código Disciplinario no es un ‘mico’, y que se justifica porque la implementación del nuevo código le costaría al Estado unos 300 mil millones de pesos con los que no contaría hoy. Por temas de impacto fiscal se incluyó la prórroga hasta 2021 del nuevo Código.

Comentarios