Un duro rifirrafe se dio el sábado entre el presidente Iván Duque y el senador Temístocles Ortega, de Cambio Radical, en el marco del Taller Construyendo País que se realizó en Timbío, Cauca.

El detonante fue el tema de las regalías y todo comenzó cuando Duque le pidió al congresista que apoyara una iniciativa que sobre el tema se tramita en el Congreso y este se negó

“Una cosa es usted y otra el jefe de su partido”, le dijo Duque en clara alusión al jefe natural de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras.

Tras esto vino la respuesta de Ortega quien le dijo que no acompañaría ningún proyecto que le quitara una solo peso al Cauca.Y enseguida le pidió a Duque que se “conecte con el territorio, con los alcaldes, con el gobernador, con la comunidad”.

Y obviamente Duque le respondió de inmediato. Le dijo que obras son amores y no buenas razones, mientras la gente lo aplaudía.

Le dijo que en materia de regalías al Cauca le está yendo mejor ahora que en pasadas administraciones. Señaló que este gobierno no le quiere quitar recursos al Cauca sino mejorarle la asignación de recursos.

“No estamos haciendo cultura promesera ni generando falsas ilusiones”, le dijo, y agregó que se necesita que “los partidos que reclaman los recursos también voten los programas para conseguir los recursos, como lo queríamos nosotros en la ley de financiamiento”. Mientras tanto los asistentes al taller gritaban: “Duque, Duque, Duque….”.

Tomado del periódico El Tiempo

Comenta aquí: