“Liberarse de la dependencia”. Con esta frase el Papa Francisco exhortó hoy a los jóvenes, a quienes invitó a liberarse de la dependencia del teléfono móvil, calificándolo como una droga.

“¡Libérense de la de dependencia del celular!. ¡Por favor!”. Los teléfonos móviles son un gran progreso, y son de gran ayuda, y hay que usarlos, pero que si uno se convierte en esclavo del teléfono pierde su libertad, clamó Francisco que precisó”, precisó el sumo pontífice.

El Papa recordó además que la vida se trata de comunicar y no solo simples contactos”. De igual manera también invitó a los estudiantes a luchar contra el acoso escolar, calificándolo como “una guerra” y aseguró que en en muchos colegios del mundo existe este fenómeno.

Así mismo, indicó que “el diálogo entre las diferentes culturas enriquece un país, enriquece la Patria, y nos hace mirar hacia una tierra de todos y no sólo para algunos”.

“En la vida afectiva se necesitan dos dimensiones: el pudor y la fidelidad”, puntualizó Francisco.

Comenta aquí: