Tras el empate a cero goles conseguido este domingo frente Atlético Nacional, el portero del Junior, José Luis Chunga, publicó en redes sociales como quedó un carro de su familia al ser atacado por vándalos.

“Yo entiendo q las cosas no esta saliendo bien y nos duele. Entiendo que estan disgustados y es aceptable por ustedes son nuestra hinchada. ¿Pero qué culpa tiene mi familia? ¿Creen qué esta es la forma de pedir y exigir?. Puteenme a mi. Pero a mi familia no. Con ellos no”, escribió el guardameta en sus redes sociales.

La mayoría de los aficionados del equipo rechazaron el hecho ocurrido. En la imagen se ve que el vehículo resultó afectado en el panorámico y en varias partes delanteras.

El próximo miércoles Junior visitará al Depotivo Cali en Palmaseca, que viene de ganarle el Clásico al América. En la tabla el equipo se encuentra segundo y sigue en la pelea por entrar a las finales.

Comenta aquí: