El viceministro de Agua, José Luis Acero, y el alcalde (e) de Santa Marta, Andrés Rugeles, concluyeron que se harán nuevos estudios con el fin de revivir el proyecto de Acueducto Regional como solución a la crisis de abastecimiento de agua que padece la ciudad de Santa Marta.

Lo curioso de esta conclusión es que en el pasado el gobierno nacional había descartado la opción de un acueducto regional, argumentando la posibilidad de captar el agua del Río Magdalena porque no contaba con los recursos para lograr el cierre financiero del proyecto que se había pactado en el gobierno Santos.

Precisamente esta iniciativa había obligado tanto al Ministerio como a la Alcaldía de Santa Marta a plantear otras alternativas, entre ellas la posibilidad de instalar una planta desalinizadora.

Sin embargo, otra es la posición de la Procuraduría, que había logrado que el Tribunal Adminisrativo del Magdalena emitiera una medida cautelar que prohibía al ejecutivo destinar los recursos prioritarios hacia el proyecto del Río Magdalena.

Luego, cae como un balde de agua fría en los samarios el hecho de que ahora se hable de hacer nuevos estudios, mismos que, según el ministro, demorarán no menos de 4 meses, cuando las soluciones que había planteado el Minvivienda con la alcaldía de Santa Marta permitía resultados claros antes de finalizar el año 2019.

Comenta aquí: