En el sector conocido como el Colegio de la Sierra Montaña entre La Jagua del Pilar, La Guajira y Manaure, Cesar, fue enterrado el cuerpo de un niño de cuatro años reportado como desaparecido desde el pasado 20 de abril.

El menor fue asesinado presuntamente por su padre, un hombre de 34 años de edad al parecer por venganza con la madre, de quien se había separado hace poco tiempo.

El niño Gerardo Andrés Aragón Barón fue visto por última vez el pasado sábado junto con su padre en el municipio de Manaure, en el barrio San Antonio.

“Se obsesionó con la mujer y en un arranque de locura, terminó haciéndole daño al niño, lo mató y lo enterró”, dijo José Alfonso Reyes familiar del homicida, quien llegó hasta el sitio donde fue asesinado el menor.

La ubicación del cuerpo del menor se logró por información de campesinos, quienes indicaron que vieron al padre del menor por ese sector y empezaron a buscar, cuando sospecharon que algo había pasado con el niño.

“Al parecer al hombre le dio mucho dolor el tema de la separación de la esposa y algunas cosas que ellas le dijo en medio de una discusión, el sábado le pide el niño a su madre para llevarlo supuestamente a Valledupar; el lunes aparece diciendo que le habían dado escopolamina y no sabía dónde estaba el niño”, indicó Ever Santana, alcalde de Manaure.

Comenta aquí: