Es la hora de hacer un cambio y volver a empezar

197

De nada sirvió la esperanza que alentó al hincha, periodistas y cuerpo directivo en ganarle en Barranquilla al San Lorenzo. Junior, si bien se decía que era necesario perder para levantarse, reponerse y dar renovación a su ambiente enardecido tras cada juego empatado lo del domingo, en el Campin de Bogotá, cuando perdió con Millonarios 2-0 no tiene nombre.

La actitud del equipo no es para nada igual a lo que fue cuando terminó el campeonato del 2018, e incluso los primeros juegos con Tolima en la Superliga. El cuadro ‘Tiburón’ no mostró carácter, generación de juego y su ofensiva muy displicente, trayendo como consecuencia llegar hoy día a un quinto lugar con 29 puntos, perseguido del sexto al octavo lugar, como son Nacional, Caldas y América, con 28 puntos.

Qué espera el plantel y el director técnico para cambiar la actitud… Junior, así como va, dudo a manera muy personal que pueda vencer al Melgar de Arequipa. Y si lo llega superar podría ser por cuestión de inspiración, mas no por funcionamiento. En realidad, no creo que pueda ser un onceno favorito que pueda llegar nuevamente a la final de la Copa Sudamericana.

Lo único positivo en el equipo que sobresalió en el juego frente al conjunto capitalino, fue la novedad del central de Suan, Cesar Haydar. Un hombre con categoría y buena ductilidad con el esférico, cierres oportunos, concentración y especialmente grandes pases de larga distancia que no supieron aprovechar nunca Rangel y Moreno.

Precisamente, Junior tiene que ver cómo evoluciona para el próximo semestre, pues ninguno de los dos tiene fútbol adecuado a lo que juega el equipo barranquillero. Mientras Rangel, es muy pasivo, Daniel está un poco pasado de revoluciones, además que no se sienten apoyados por la generación de juego, como son Sebastián Hernández y Víctor Cantillo.

De estos mediocampistas del onceno ‘Tiburón’ se podría decir que han sido los jugadores más regulares durante el presente campeonato pero su rendimiento es muy poco parecido, cuando fueron campeones. Tratan de filtrar pases, pero hay momentos en que demoran mucho en el trámite del balón exactamente en los ¾ de cancha y cuando quieren ser explosivos, como lo sucedido durante el fin de semana, el rival se reagrupo enseguida.

Junior, en el presente, es un equipo técnico pero carente de dinamismo y sorpresas. Es difícil a mi manera de ver que pueda enderezarse cómo va en el campeonato. Es necesario un cambio radical, pues este proyecto no le veo porvenir y para ser protagonistas por fuera con derrotas y empates prefiero que siga ganando y ser un equipo solo de Liga.

Es hora de cambiar, pero para bien. Es hora de ver nuevamente dónde está el error para no volver a caer, preferible no ser campeones. Pero sí, ser un grupo que se rearme y fortalezca con actitud y forma de juego, lo que un día fue. Esperemos que no sea tarde y podamos nuevamente encausar los objetivos.

Junior se prepara para el jueves para enfrentar a la Alianza Petrolera en la jornada 19 el rentado nacional colombiano. Con una victoria estaría prácticamente clasificado.

La hora del juego será a las 6.15 pm y se jugará en el estadio Roberto Meléndez.

Comentarios