Asesinan a dos alcaldes en México

En menos de 48 horas, dos alcaldes fueron asesinados por grupos armados en México.

La fría y oscura noche del miércoles la alcaldesa del municipio de Mixtla de Alatamirano, en el Estado de Veracruz, Maricela Vallejo Orea, fue atacada a tiros cuando viajaba en una carretera. Según las primeras versiones de la fiscalía, la camioneta en la que viajaban la edil del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), su esposo y su chofer fue interceptada por otro vehículo con hombres armados mientras viajaba a la ciudad de Orizaba. Todos los ocupantes murieron. En la escena del crimen encontraron 31 casquillos de diferentes calibres y ninguna persona ha sido detenida.

“Está confirmado, que asesinaron a la presidenta municipal de Mixtla de Altamirano, Maricela Vallejo Orea, a su esposo Efrén Zopiyaxtle, y a su chofer, en el municipio de Reyes. Es urgente tener una mesa de coordinación donde participe el gobernador del Estado y es muy importante brindar la protección a la familia de la presidenta municipal. Se deben dejar de lado las diferencias de las fuerzas políticas, la sociedad veracruzana lo demanda” declaró tras el suceso el alcalde del municipio de Zongolica, Juan Carlos Mezhua Campos en un vídeo en su cuenta de Facebook.

El viernes pasado cuando un comando armado irrumpió en una fiesta privada en en Mintatitlán (sur del Estado) y mató a tiros a 14 personas. Mientras que en los últimos ocho años se han contabilizado de manera oficial al menos 601 fosas clandestinas en territorio veracruzano, con 518 cuerpos, 560 cráneos y 53.606 fragmentos de cuerpos de personas, hombres, mujeres y niños, destaca el diario El País.

A esos hechos se suma el asesinato del alcalde de Nahuatzen, en el municipio del Estado de Michoacán, David Otlica Avilés, este martes. De acuerdo con testigos, un grupo de hombres armados y encapuchados irrumpieron esa madrugada para llevarse al edil de 33 años. Horas más tarde, el cuerpo del político del Partido de la Revolución Democrática (PRD) fue hallado con las manos y piernas atadas, amordazado y con huellas de tortura en el municipio de Coeno a unos 50 kilómetros de distancia de donde fue privado de su libertad.

Comentarios