El CARI después del ‘Tsunami’

229

Tal como se lee, literalmente, del Hospital de Alta Complejidad, ya no queda nada, paso por él un fenómeno natural ‘Tsunami’ que lo destruyo prácticamente por completo. Después de cerrado el Hospital Universitario, víctima de los malos manejos, politiquería y corrupción, se toma la decisión de entregar un hospital de alta complejidad, que atendiera la población pobre del Caribe Colombiano, con una inversión de más de 34 mil millones de pesos en el año 2006. Para esas fechas, cometen un grave error, fusionar el Cari mental (sostenible y con buena administración) con la edificación de salud.

Entre tanto el 9 de enero del presente año, fue escogido por la Junta Directiva, como nuevo gerente de lo que queda del Hospital Cari, al doctor ULAHY BELTRAN LOPEZ, quien llega como un gran salvador, su hoja de vida y sus méritos como profesional, fueron las cartas que tuvieron presente para su escogencia.

Y los antiguos gerentes del CARI, bien gracias, disfrutando.

El nuevo gerente la tiene complicada, lo que se ve en esa edificación es que lo dejaron acabado, es algo horrible, y lo peor es que en algunos pisos están atendiendo niños con un entorno deprimente y fuera de todo contexto de salud, un piso habilitado para atender personas con enfermedades psiquiátricas que deja mucho que desear. No es posible que los anteriores gerentes y mandos medios hayan acabado con semejante institución.

La Gobernación del Atlántico, La honorable Asamblea del departamento y la Secretaria de Salud Departamental, tienen también responsabilidad por tan vulgar, burdo y bochornoso detrimento al estado y sobre todo a la gente pobre de esta parte del país.

Cabe anotar, que el Cari de alta complejidad, nació como un modelo piloto, donde utiliza la figura de tercerización y aliados, que prácticamente ha sido el más grande desfalco a las finanzas públicas. Donde los grandes beneficiados son los pulpos negociantes de la salud, que usufructuaron las herramientas, implementos, instalaciones y equipos del hospital, pero el retorno de la inversión al parecer nunca entraba a la tesorería del hospital, en algunos casos estas empresas, compraban equipos viejos y los llevaban al CARI, como contraprestación, indicaron algunas fuentes.

Hay un caso paradójico, mientras el resto de pisos están acabados, las instalaciones de la UT INSTITUTO CANCEROLOGICO, están como una clínica privada, todo en orden, limpios, y con buen aspecto, relativamente buenos salarios a los empleados. Y vaya sorpresa, al parecer este centro no le da ninguna clase de ingresos al hospital CARI.

Te La Tiro Plena, conoció la información, que una enfermera jefe de una de las cooperativas que sobrevive, gana el miserable sueldo de $1.100.000 por honorarios, y que una auxiliar gana $900.000.

¿DE QUIENES SON LAS TANTAS COOPERATIVAS QUE DESANGRARON AL CARI?, esta es la pregunta que el común de la gente se hace, y claro deben estar los Bendecidos politiqueros de por medio y será que la ex gerente tiene respuesta para eso. “ella al parecer era dueña de muchas cooperativas” informaron fuentes que no quisieron revelar su identidad.

¿Cuáles son las deudas que tiene el CARI?, ¿Quiénes le deben al CARI?
¡Doctor Beltrán apriétese fuerte el cinturón!, ya a estas alturas del partido, usted debe haber hecho el DOFA, de esa institución, haber salido de la cantidad de trabajadores (mandos medios) que se encuentran todavía anclados en el CARI. Conocimos que usted anda para arriba y para abajo con personas de dudosa reputación y que posiblemente hicieron parte de los actos de detrimento de la institución.

Como se explica que el CARI DE ALTA COMPLEJIDAD, tuviera una tubería de pared para transportar el oxígeno, esta es de cobre, y al parecer esta dañada, rota, esto merece una investigación a fondo.

Ya es hora que la opinión pública conozca la demanda o denuncia ante organismos de control e investigación (fiscalía, contraloría, procuraduría) que debe imponer conjuntamente: El gobernador Eduardo Verano, la Asamblea Departamental y el actual gerente del Cari.
Unidos a defender los intereses y las finanzas públicas y de la gente pobre, en contra de los corruptos y ladrones que acabaron con el hospital del pueblo.

Ahora le van a inyectar dinero para su recuperación, pero será para salvarlo, o pretexto para seguir ordeñando a la vaca que más leche da para algunas familias, para algunos políticos, y para algún doctor de cuello blanco que le gusta quedarse con lo que no es de él. Recordamos que viene el tiempo de la compra de votos y los empleos por votos.

Tomado de: TE LA TIRO PLENA.

Comentarios