Las lluvias son una bendición para los agricultores del Atlántico

0
488

Luego de la intensa sequía que golpeó fuertemente el Sur del Atlántico, en la cual se veían afectados agricultores y ganaderos que debían lidiar con la escasez de lluvia que representaba una perdida masiva en el sector agropecuario.

La falta de lluvia fue una adversidad muy grande donde los pequeños agrícultores buscaban la manera como salvar sus cultivos y animales en el campo.
Pero, en la temporada de Semana Santa, Dios bendijo al Atlántico en municipios como Santo Tomas, Palmar de Varela y Sabanagrande con torrenciales lluvias para devolverle a los productores la dicha que no tenían por muchos meses y les impedía seguir trabajando.
“Debemos darle gracias a Dios, porque nos ha mandado lluvia a los municipios del Sur del Atlántico después del verano tan intenso que presenciamos.

Desde el viernes santo hasta hoy sábado el agua ha sido el beneficio más grande para los pequeños agricultores y ganaderos, ya que venían sufriendo por la pérdida de sus cultivos”, manifestó el Inspector de Suan, Gustavo De la Rosa.

Comentarios