Entre expectativa y devoción transcurre la Semana Mayor en Popayán

492

En la ciudad blanca de Colombia, Popayán, o en esta época también llamada “La Jerusalén de América”, se repite la historia de la vida, pasión y muerte de Cristo.

Hasta hoy la ciudad ya contempla 463 años de celebrar sin interrupciones las procesiones que llegan desde los pasajes bíblicos a través de imágenes que transcurren en sus calles.

Las procesiones se llevan con el fin de aumentar el turismo religioso, donde se viven las procesiones con total religiosidad, hermetismo, fervor y sobriedad.

Autoridades de la ciudad han manifestado que durante este Jueves y Viernes Santo se ha disparado el número de turistas que buscan asistir a los desfiles más solemnes y hermosos de la festividad religiosa.

Los mismos han salido de los templos más emblemáticos de la ciudad, tales como el San Francisco y Santo Domingo.

Para este viernes se llevó a cabo la celebración de la procesión penitencial de Nuestro Señor Resucitado.

Con el paso de la Semana Mayor, todos los visitantes recorren las nueve iglesias que hay en el sector histórico, los lugares destacados como el museo de arte religioso, el puente del humilladero y actividades como mesa larga en la galería del barrio Bolívar.

La ocasión sirvió para superar el miedo y escepticismo que generaron los enfrentamientos que se presentaron en el paro indígena que taponó por varios días la vía Panamericana.

Comentarios