Recibió de regalo tatuarse las cejas y le pusieron cuatro líneas, su pareja la ‘abrió’ por eso

0
907

Un increíble caso de mal procedimiento fue el que vivió Jami Ledbetter, de 42 años, cuando recibió de su hija como regalo de cumpleaños, tatuarse las cejas por contar con poco vello facial.

El cupón para hacerse una microblading resultó ser el procedimiento estético de peores resultados en su vida.

La mujer nacida en Missouri, Estados Unidos recuerda que intentó mantener la calma cuando la estaban tatuando pero le resultaba casi imposible porque sentía que la estaban quemando las cejas.

Cuando la esteticista terminó el procedimiento, le dijo que iba a tener que esperar un tiempo mientras sanaba, pero después se percató de que las cejas quedaron mal tatuadas y que, con el paso de los días, las quemaduras en su piel empeoraron.
Horrorizada y lastimada por los resultados del procedimiento cosmético solo salía de la casa para trabajar y comprar comida por temor a que alguien viera sus cejas.

“Nunca desearía esto ni a mi peor enemigo. Lo que le han hecho a mi autoestima ha sido difícil”, dijo Ledbetter a los medios.

“Estaba desecha por lo ocurrido, incluso estaba saliendo con un chico y él me dejó después de eso”, añadió.

Aunque intentó ocultar el error con todos los productos posibles, nada funcionó. Finalmente Kara Gutiérrez, una artista tatuadora, se ofreció para reparar el daño causado en su cara.

Según informes, la mujer anónima que realizó el microblading fallido ya no está en el negocio y ha sido imposible contactarla.

El regalo tuvo un costo de 250 dólares (750.000 pesos), precio muy bajo en comparación con los tratamientos regulares.

Comentarios