El expresidente Alan García y los líos que lo llevaron al suicidio por el caso Odebrecht

219
Alan García, expresidente de Perú.

Este miércoles 17 de abril, el expresidente peruano Alan García falleció luego de dispararse en su vivienda de Lima tras percatarse que sería detenido por orden de la Justicia peruana por supuestos delitos de corrupción vinculados al caso Odebrecht.

Los hechos sucedieron luego de que los agentes de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad acudieran a la casa de García para someterlo a una detención provisional por diez días ordenada por el Poder Judicial.

Precisamente los líos por corrupción finalmente llevaron al exmandatario a acabar con su vida, pues hace unos días el fiscal del equipo especial Lava Jato, José Domingo Pérez había autorizado dicha orden, la cual era el reflejo de casos de corrupción que se venía acumulando desde el 2006, cuando el órgano judicial ya comenzaba a sospechar que habría recibido dinero de esta empresa para su campaña a la presidencia en el año 2006.

En este sentido, a raíz de los señalamientos en su contra, al político peruano ya se le había emitido el año pasado una medida que le impedía salir del país por una duración de 8 meses con el fin de recoger nuevos elementos en la investigación ante un eventual riesgo de fuga.

Precisamente uno de los casos de corrupción que más lo comprometía guardaba relación García por supuestos sobornos pagados por la empresa brasileña Odebrecht para obtener un contrato de construcción para el metro de Lima durante su segundo mandato, efectuado del año 2006 al 2011.

Ante estas acusaciones, en las últimas semanas García había reiterado que “no existía ninguna relación o prueba que lo vinculara con un hecho delictivo al interior de la empresa Odebrecht y la ejecución de algunas obras, tema por el cual el año pasado alegó ser un perseguido político.

Sin embargo, según la Fiscalía, el entonces presidente y otros 21 funcionarios conspiraron para facilitarle a la empresa holandesa ATM Terminals que ganara en 2011 la concesión de la Terminal Norte del puerto del Callao, vecino a Lima.

Otro de los implicados en líos de corrupción son los expresidentes Alejandro Toledo y Ollanta Humala, vinculados también a procesos recientes por procesos relacionados con Odebrecht, que han salpicado a otros gobiernos en América Latina.

García fue presidente de Perú en dos periodos: de 1985 a 1990 y de 2006 a 2011, y decidió acabar con su vida hoy tras conocer la decisión de la justicia.

Comentarios