Vacuna del Papiloma Humano vuelve a colegios para estudiantes entre los 9 y 17 años

0
512

La vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) entra de nuevo en escena. Los ministerios de Salud y Educación, de manera conjunta, volverán a llevarla a los colegios del país, pues se sugiere que sea aplicada a niñas y adolescentes de entre 9 y 17 años, según el Minsalud.
De acuerdo con esta cartera, el país ha fortalecido los esfuerzos para incrementar la cobertura de vacunación contra el VPH, que se aplica en Colombia desde agosto de 2012.
“En 2018 la cobertura nacional llegó al 28 %, siendo Cali (68%) y Nariño (50%) los lugares con mejores indicadores”, dice el Ministerio.

¿Por qué hubo polémica?

Cada que se habla de esta vacuna aparece el caso de Carmen de Bolívar (Bolívar), en 2014, cuando familias de algunas niñas denunciaron reacciones adversas en sus organismos luego de su aplicación, lo que provocó, por lo menos en 2016, una reducción del 20% en el suministro, según el propio Ministerio, por el temor que trascendió.
Pese a esos reclamos, el Instituto Nacional de Salud (INS), tras realizar una serie de análisis de los síntomas y su posible relación con la aplicación de la vacuna, descartó que estuvieran asociados.
No obstante, en agosto de 2017, la Corte Constitucional, con la sentencia T-365 de 2017, les dio la razón a organizaciones y familias de las menores de edad de Bolívar, que pedían que no fuera obligatoria.
La Corte señaló que el Ministerio no podía mantenerla como “obligatoria” en el plan de vacunación, y que era necesario “obtener su consentimiento informado como condición previa para administrarla, indicándose los efectos adversos en la salud humana”.
Ante esto, la cartera señaló que acataba el fallo pero que no dejaría de aplicarla, pues el alto tribunal solo le ordenó que no la concibiera como “obligatoria”, por lo que las familias y sus hijas tienen la opción de aceptarla o no.
Blanca Victoria Sabagh, defensora de Derechos Humanos de esta región, insiste en que se requiere mayor información de sus efectos.
“Nuestra propuesta es que se les dé a conocer a los padres las posibles afectaciones adversas que puede ocasionar a la salud de la niña o joven y que cada quien considere si la aplica o no”, expresa Sabagh.
En ese momento, el Minsalud dijo que desde 2013 habían ampliado la vacunación a niñas no escolarizadas, “porque el objetivo es prevenir el cáncer de cuello uterino que, según el Ministerio, afecta a 6.900 mujeres anualmente en el país”.

¿Para qué sirve?
El cáncer de cuello uterino, según el Ministerio de Salud, provoca cada año la muerte de por lo menos 2.300 mujeres en Colombia.
Para evitar más víctimas, el Gobierno ha destinado alrededor de $330 mil millones “para garantizar el suministro y abastecimiento”.
La vacuna, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), busca evitar hasta en un 70 % la aparición de esta enfermedad, pues el cáncer de cuello uterino anualmente cobra la vida de 250 mil mujeres en el mundo.

Comentarios