En Barranquilla se hunde el Titanic en Agua Dulce de la Triple A

    0
    656
    Alfonso Camerano Fuentes.

    La próxima elección de Autoridades locales es una farsa en el Caribe colombiano, la competencia no existe.

    Las curules se compran por un sector privado consolidado por el poder económico producto del saqueo a ese mismo estado a proveer cada 4 años.

    Planes Básicos de Ordenamiento Territorial, compuesta bolas de hierro en el tobillo, convertidos en métodos de asalto a la infraestructura de los municipios, elaborados por y a la medida de grandes empresas urbanizadoras, en su modalidad antisocial.

    La urbe crece y se embellece sobre dos pilares:

    Uno, el crecimiento económico, a través de un esquema vial dirigido al posicionamiento Portuario, con zonas francas repartidas en el Área Metropolitana, conurbando el territorio en dirección al mar, para lo cual han apropiado o pagado a precios ridículos la tierra, o arrebatado, con Alcaldes, Inspectores o fallos judiciales, amañados;

    y otro, la corrupción, filtrada en toda la estructura del estado, fortaleciendo el sector empresarial gobernante; y creando, al tiempo, una nueva clase social, venida del estado llano saqueador que sustituye a la clase media arruinada y la desplaza de escenarios sociales, centros de educación, residencias, confort, viajes al exterior, etc., dispuestos a hacerse matar por el poder vigente.

    La prensa en todas sus expresiones informáticas juega un papel de sostén disponiendo qué se publica, difunde, o “vende” y qué no.

    Es un Titanic, antes del desastre, que, fatigado desde dentro por el calor de la caldera, cogerá agua dulce de la Triple A, donde floten su Comodoro y armador, al ritmo de cantores de delitos ante los Tribunales.

    La debacle de ElectriCaribe no podrá resolverse de espaldas a los ciudadanos y menos para apropiársela la alianza empresarial que es dueña del Poder Político, sin respuesta popular.

    Hay centenares de miles de ciudadanos sensatos a punto de explotar por la carga de facturas prediales, valorización, multas de tránsito, abusos de policías amaestrados para joder al pobre, cierre de tiendas, deficiente movilidad, en fin, cansados de abusos y quiebra del estado, dispuestos a expresarse electoralmente si encuentra quien los guíe.

    Es hora de convocar para ganar la partida incluyente, la gente quiere vivir tranquila, sin que la jodan tanto..

    Se hunde el Titanic en agua dulce de Barranquilla..

    Comentarios