En memoria de un ciclista

Raúl Eduardo Medina Ayala, nació para amar la libertad que se experimenta al conducir una bicicleta. Y, no solo disfruto cumpliendo su deseo de recorrer en ella, calles, caminos y veredas del país si no que se convirtió en un líder que dejó en barranquilla una semilla en los amigos que gustan del sano ejercicio de subirse en una cicla. Con solo dos añitos de edad lo trajeron a conocer el mar, pues sus padres venían desde Bogotá a pasear en Cartagena y por cosas de la vida terminan estableciéndose en Barranquilla, desde su corta edad se montaba en el “Caballito de acero”, como le decía a su bici, de espíritu alegre disfrutaba de la música en especial de la salsa, e hizo de la “Troja “uno de sus sitios favoritos. Disfrutaba conocer pueblos, por eso hace 14 años en una Semana Santa se aventuró a pedalear hasta Medellín, con frecuencia visitaba Cartagena y otras ciudades, sin lugar a duda una referencia para las nuevas generaciones como fuente de inspiración.
Padre de dos hijos maravillosos (Laura y Raúl) los cuales desde los nueve años se montaban en una cicla y como orgullosa lo cuenta Laura, “acompañe a mi papi a los recorridos nocturnos desde los 12 añitos” pero no solo eso compartía también disfrutaba de realizar sus tareas de manualidades, pues se caracterizaba por ser creativo y carismático.
Junto a sus amigos José Sánchez y Jairo Cueto compartió momentos inolvidables. Después de un tiempo se empiezan a reunir en el Parque de la electrificadora junto a otros grupos de la época “Martes de ciclo ruta” hoy conocidos como “Karril Derecho” y “Carril Verde”.Allí empezaron a compartir rutas y le dan el apodo de “el comandante” porque con su garganta daba la señal de salida los jueves, porque invitaba a sus amigos unirse con los otro||s grupos que salían martes y Domingos de esta manera fue creciendo el número de personas que asistían a dar biela y contemplar los atardeceres de la ciudad.
Raúl, en vida fue un personaje que con su pasión hacía que se moviera diferentes sentimientos en la gente, realizando ciclopaseos que al transcurrir de los años fueron aumentando, como fruto de su pasión nace BIELAQUILLA, por eso muchos se dejaron picar de ese bichito llamado “la bici”. Llega a la administración junto con sus amigos en abril del año 2016 a impulsar los cilclopaseo y es el 19 de abril del mismo año cuando se realiza el primer Biciquilla, esas rodadas le dan una mirada distinta a nuestra hermosa Quilla las mismas que siguen alegrando a todos.
Un Trabajador incansable por la “cultura bici “recuerdo una tarde en un café junto con su amigo Carlos Niño me contaba cómo apoyaba la bici escuela y la implementación de las ciclo rutas y resaltaba (me criticaron fuerte) pero siempre les contestaba, para que existiera las mejores obras lo primero, era trazar una línea de ahí parte todo y se echaba a reír. Pertenecía a Bicired Colombia organización en la que trabajo duro e insistió hasta alcanzar “el Foro de la bicicleta en el año 2020”. Fue a los dos meses de creada BiciredCaribe, cuando Raúl Medina, se incorpora, motivado por el interés común de unir a todos los apasionados, deportistas, clubes y usuarios a trabajar por la inclusión de la bici como medio de transporte y al mejoramiento de la calidad de vida, era tanto su amor por la bici que hasta último momento estuvo pendiente de participar en actividades tales como la bicicarnavalada realizada en febrero de 2019, como un niño sus ojos le brillaban de ver que más de 600 personas nos acompañaron, y a pesar de tener su salud quebrantada, ese día su rostro era de alegría y felicidad e insistió en bajarse de la camioneta y rodar un poco porque ante todo era un hombre con fe, creyente en Dios.
Era usual reunirnos junto a nuestros compañeros “Enrique Mazo, Ricardo Veliz “en la universidad simón Bolívar “La perla “un escenario rico en cultura perfecto para tertulias de una mejor ciudad, conceptos compartidos con el arquitecto Ignacio Consuegra, quien con su sapiencia en el tema nos abre los ojos a recuperar e incentivar una vida saludable en espacios amables para los ciudadanos, es por esta razón que una vez realizado el discurso imprevisto de Ignacio Consuegra ante una despedida que conmueve a toda la comunidad ciclista de Barranquilla, se surge la idea de solicitar a la administración que un tramo pendiente de cicloruta por construir lleve el nombre de Raúl Medina a quien le agradecemos el gran legado que nos dejó.
Claudia Castro
Biciredcaribe

Comenta aquí: