La Libertad y el aniversario de Barranquilla

376

El presente escrito tiene como objetivo ovacionar al diario La Libertad y la hermosa y calidad Barranquilla, en el que se celebra el cumpleaños 206 del distrito y el 40 para el diario. Este periódico fundado en 1979 por Roberto Esper Rebaje, además de ser periodista fue un empresario y un símbolo social Colombiano. Este periódico contiene una diversidad de temáticas, entre ellas, la económica, social, política,  judicial y deportiva, así cada lector puede sentirse cómodo leyendo, según sus necesidades, este periódico nos brinda textos de carácter informativo, que nos permite conectarnos con la realidad actual de nuestro país, un Diario que además de informar, busca también hacerse amigo del lector, que exista una conexión al momento de redactar una información.

La Libertad, más allá de un diario es un puerta, que abre y le brinda oportunidades a los jóvenes estudiantes de universidades  públicas y privadas, representados por el doctor Reynaldo Mora Mora, docente del Programa de Derecho de la Universidad Simón Bolívar, que nos brinda un espacio para expresarnos libre y críticamente en temas fundamentales relacionados en su mayoría con el derecho y la formación de un abogado, este espacio, nos permite informar e informarnos, de tal manera que se convierte rápidamente en una motivación para nuestra carrera: abogados en formación. 

Lo anterior implica, entre otras cosas, que expresarnos libre y críticamente es una forma de defender nuestros derechos, es en ese espacio que nos brinda este Diario, en el que los jóvenes universitarios expresamos nuestras hipótesis e ideas, ya que la libertad puede definirse como la capacidad de obrar y pensar según la voluntad propia y consciente de una persona, la importancia de estos textos en la formación de un profesional es invaluable, es un orgullo ser colaborador de este diario, poder contribuir y tener la oportunidad de expresarme en este medio. Es evidente, que la formación de un abogado necesita de lectura, necesita de la prensa criolla, y de esta manera habrá un vínculo más agradable y familiarizado entre los abogados en formación, la lectura y los lectores. Colombia necesita un pueblo educado, ciudadanos que conozcan sus derechos y que no desconozcan sus deberes, me parece que este medio sirve como base para este deseo, pero depende netamente de cada ciudadano, de cada localidad, de cada ciudad de este hermoso país, que aunque teñido entre guerras y sangre, esta lleno de innumerables talentos humanos, entonces, comienza a variar el entorno según la metonimia conveniente al gobierno nacional, si se rescata lo positivo o lo negativo, igualmente ambas son experiencias que nos ayudarán a crecer como ciudadanos en Libertad.

En otras palabras, tomando la idea de la ensayista Valeria Peláez la cual expone que “La formación de abogados desde ya debe ir encaminada a su humanización como profesionales del derecho, para que estos sean un factor de ayuda y apoyo para la sociedad, para que esta se amolde y acepte en la mayor medida posible la transición hacia la paz”, el buen abogado debe ser influenciado por las problemáticas de la sociedad, de esta forma nos debemos organizar para crecer como abogados en formación y tener claro que  la lectura nos permite crecer, la hermenéutica nos ayuda a entender y el derecho nos brinda defensa (La Libertad, Barranquilla, marzo 30 de 2019, p., 2ª) 

Barranquilla, ese Distrito Especial y capital del departamento del Atlántico, su gente agradable contagia a la llegada de visitante del interior, capital de sonrisas y del Carnaval, que más que una fiesta local, es un Patrimonio Cultural de la Nación por el congreso Colombiano en 2001. La Puerta de Oro de Colombia, llamada así por inaugurar los V Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1946. Barranquilleros de los que vivimos enamorados de nuestra tierra, a pesar de los problemas que se viven en el distrito y en su área metropolitana, los ciudadanos tenemos la virtud de darnos la mano, de ayudarnos y colaborarnos.

Somos la casa de nuestra selección Colombia, con propiedad, con personalidad, porque somos una Barranquilla alegre que contagia, que enamora y produce sensaciones, pero antes de ser hinchas del buen futbol, debemos ser hinchas del futbol en paz, de una “Quilla” sana en todas sus esquinas, porque será la localidad donde vivirán tus hijos, donde tuviste el placer de ser criado y donde tendrás el placer de criar. Entonces, pareciera que todo funciona muy bien en La Arenosa, la verdad es que no, tenemos una universidad pública que sufre al igual que todas las del país, sufrimos una inmigración notoria de nuestros hermanos venezolanos, que se vieron obligados a buscar soluciones en nuestra tierra, y que complace desde un punto de vista, escuchar a un extranjero decir que en esta tierra se le han abierto las puertas, que ha tenido mas oportunidades y que esta agradecido con esta una ciudad, que aunque no es su tierra natal extiende su mano para ayudar a estos visitantes forzados, no obstante, se encuentran aquellos que lo perdieron todo y no han encontrado nada aquí, más que limosnas y disgustos.

Entonces, la situación se vuelve inestable en la ciudad, laboralmente ha crecido el trabajo informal, trabajadores que honrada y humildemente buscan el pan de cada día, pero sin perder ese buen sentido del humor que tenemos los costeños, como se ve diariamente en los buses urbanos de la ciudad, donde suben personas a sacarnos una sonrisa, a cambio cualquier colaboración, pero eso si, tiene que ser de corazón, nos dan la bendición y se bajan, esperando que pase otro bus,  para honradamente volver a roba sonrisas. Desde el punto de vista de un abogado en formación, me siento orgulloso de pertenecer a esta linda ciudad, donde los cambios de infraestructura se están viendo, donde hemos aprendido a sobre llevar  las adversidades, y aunque tenemos mucho todavía por mejorar, vamos por buen camino, Colombia necesita más ciudades alegres, ciudades que contagien de felicidad, necesita más distritos como el nuestro un Distrito Especial, Industrial y Portuario de Barranquilla.

[email protected]

LA LIBERTAD Y EL ANIVERSARIO DE BARRANQUILLA

Comentarios