Opinión | ¿Se repetirá la misma historia?

153

En juego válido por la segunda fecha de la zona de fases por la Copa Libertadores, Junior de Barranquilla volvió a perder. Esta vez con un equipo como San Lorenzo, no muy fuerte y tan competitivo, pero si herido y con la sed de victoria, tras 6 meses sin conocer la victoria.

Y así fue, el temor tanto en periodistas como aficionados, fue un mal presagio y vino el cuadro de Luis Fernando Suarez y rompió el récord, perdiendo la mínima diferencia, preocupando ahora a todos los amantes del cuadro rojiblanco, que está en el sótano de la tabla, pues lleva 0 puntos, 3 goles de diferencia y cero a favor.

Definitivamente, a Junior le cuestan los campeonatos internacionales. Es lamentable y con el dolor de hincha y sin ser tan hiriente porque me amortigua la razón de ser profesional, no seré tan agresivo y malhablado, pero este equipo, así como está jugando, seguro no pasará a la siguiente ronda.

Antes de ahondar un poco en el desarrollo del juego, quiero decir que no soy maquiavélico, siendo resultadista, o argumentando que, si el Junior hubiese empatado, o si era tal cambio, no. El onceno barranquillero tiene un problema cuando juega de visitante o con rivales de peso y prestigio. Así sucedió en el primer juego frente a Palmeiras, quien tuvo poco dominio balón, pero lo sentenció, siendo más fuerte, rápido, efectivo y contundente. En este caso, Junior fue antónimo de los valores anteriormente mencionados, demostrando que no es un equipo que tiene sorpresa.

También otro detalle, y es ahí donde entraré con lupa, lo que es a manera detallista, angustia. Es triste pero el juego bonito se está desvaneciendo, y al parecer en un cerrar y abrir de ojos… Tanto que se les ha olvidado hasta ganar. La última victoria fue en Manizales y por la mínima diferencia. Luego ha tenido su derrota con el club brasileño y un empate amargo con el Bucaramanga, jugando a medias. Lo único positivo es que han llegado nuevos jugadores y de las inferiores. Pero bueno, viajó a Argentina para romper el mal hechizo de no ganar en territorio gaucho y como no es extraño pierdióe ante su ‘rival’ en la fase, jugando con posesión de balón bien, pero sin profundidad, y muy poca picardía como lo solía hacer.

Si, el equipo no solo adolece de profundidad, sino también de goleador, no hay un 9 que intimide. Ni Ruiz ni Díaz, ambos no son esa clase de jugadores, y además la expulsión de Gabriel Fuentes, inmadura. No sé por qué razón hizo lo que hizo, quedando el conjunto desarticulado. De Luis Diaz, como que olvidó jugar…. No se le ve esa hambre con que antes devoraba todos los escenarios deportivos, ahora suele ser más pausado y ya no atrevido.

Sin duda no veo ya a ese equipo que nos hacía soñar y pensar cuando llegó Matías Fernández, podría ser el mejor equipo rojiblanco en los últimos 20 años. No miento, por un momento sentí que la soberbia fue asaltada por la razón y me di cuenta de que podría equivocarme, y hasta hoy vuelvo tristemente a pensarlo y es verdad, fue una ilusión. Hay veces que puede haber grandes figuras, pero no hay buen equipo y es apenas lógico 11 jugadores siempre van a ganarle a 1 y si el esquema del equipo varía de acuerdo a cada jugador.

Sonará que puede ser un jalón de orejas o una tremenda decepción, pero algo está ocurriendo con el equipo que ya no se le ve dentro del terreno de juego a un líder que despierte a los mismos integrantes o es que en realidad no había proyecto. ¿Será que hasta ahora me doy cuenta y es que la gente sí sabe que el plan siempre va a ser la Liga y por eso no llena del todo el soberano y legendario Roberto Meléndez?

Junior, es hora de despertar y el domingo tienes otra vez juego, puedes reivindicarte, ganarle a un onceno como el Unión Magdalena, que será difícil y está dolido por la situación que vive, luego de su situación en el presente rentado. Además, que es un rival que siempre te va a querer vencer, por el clásico que existe entre ustedes.

Se espera que vuelvan a ser lo que han sido hasta el momento el campeón de Colombia y, por ende, el mejor equipo. No hay derecho a jugar mal, sí a perder, todos somos seres humanos y tenemos derecho a perder, empatar o ganar, pero no de la manera como está sucediendo.

El juego será el domingo a una hora ya muy poco habitual, 3.30 pm., pero que siempre inspira pasión y tensión. Aunque bueno, sea que llueva, caiga nieve o el sol esté canicular, Junior tiene que sacudirse de esa sal que le hace ver todo gris y debe apuntar hacia la curva de la ascendencia, venciendo otro ‘Ciclón’, pero de la costa Caribe.

Comentarios

Comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hosting Empresarial - certificados ssl