Infertilidad en Colombia; Un calvario de injusticia, inequidad, y frustación

359

Agudizando aún más este problema, la corte constitucional acaba de emitir un fallo en donde el Estado y las EPS no están obligados a cubrir dichos tratamientos, reafirmando la objeción del Gobierno al proyecto de ley que pretendía incluir en el sistema de salud el manejo de la pareja infértil (Ley Sara). La corte ha ido más allá de solo argumentos económicos, al considerar que “se debe demostrar que negar un procedimiento de Reproducción Asistida implica un riesgo para la vida o salud de la mujer”.

La disponibilidad para tratamientos de reproducción asistida por millón de habitantes es muy baja en Latinoamérica, de 15 Países reportados por la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida (REDLARA) en el 2017, Colombia con
38.5 tratamientos ocupa el puesto 11 entre los más bajos, Argentina con una disponibilidad de 348.8 ocupa el primer puesto en disponibilidad y acceso. Estas cifras distan mucho de Europa en donde según la Sociedad Europea de
Reproducción Humana y Embriología en 2017 (ESHERE) la disponibilidad es de 1175 tratamientos por millón de habitantes.

Poco sirve el reconocimiento de la Infertilidad como enfermedad por la OMS en el año 2010, lo acordado por la ONU en el Cairo y Beijing (1994 y 1995 ) sobre Salud Sexual y Reproductiva de cubrir el acceso a los tratamientos reproductivos incluidas las tecnologías para tratar la infertilidad, si finalmente para la corte, el Estado se debe abstener de “intervenir en las decisiones relativas a la procreación” y aunque tienen unas obligaciones como la protección de las embarazadas “no incluyen el deber de suministrar tratamientos que permitan la procreación”.

Así las cosas, y con la necesidad de las parejas que anhelan conformar su familia, deciden buscar ayuda para realizar dichos tratamientos, pero se enfrentan a otra dura realidad, los altos costos de los tratamientos, lo cual impide a muchas familias de escasos recursos cumplir su sueño. Solo acceder a una consulta y pruebas diagnósticas especializadas puede superar los 2 SMLV y los tratamientos oscilan entre 5 a 25 SMLV muy lejos de sus posibilidades; sin embargo, estos tratamientos en algunas parejas se convertirán en su única o mayor esperanza para poder tener
su bebé.

Muchas parejas enfrentan entonces otros problemas: aislamiento, ansiedad, riesgo de divorcio, tristeza, culpa, depresión e ideas suicidas, sumado a la indiferencia social de personas con hijos y a la inequidad en un sistema donde la atención en medicina reproductiva solo es posible en personas con poder adquisitivo.

En un intento por ayudar a estas personas desde el año 2015, se constituye en Barranquilla La Fundación Médica Reproductiva (FUMREP), primera entidad en Colombia sin ánimo de lucro cuyo objeto social es mejorar el acceso y calidad de atención a servicios especializados en medicina reproductiva y sus tratamientos en parejas de escasos recursos.

Desde su creación en el año 2015, hasta la fecha se han atendido a más de 200 parejas, con más de 100 tratamientos. Actualmente gracias a todos los esfuerzos y los tratamientos realizados hay 30 niños nacidos y embarazos en curso en una población de parejas que ganan menos de 6 SMLV y viven en estratos 1 a 4.

Al respecto, el Dr. Guido Parra actual presidente de la Asociación Colombiana de Centros En Reproducción Humana (ACCERH ) y director médico del instituto Procrear asegura que : “Somos Médicos y nuestra vocación es servir, no podemos seguir esperando que el Gobierno y las cortes resuelvan este problema, la fecundidad disminuyó en los últimos 17 años el 30%, la prevalencia de la infertilidad va en aumento y actualmente para una población aproximada de 25 millones de mujeres con 10 millones en edad reproductiva y una prevalencia del 10%, un millón aproximado de mujeres sufrirán infertilidad y solo somos capaces de realizar entre todos los centros de Colombia 3000 ciclos de tratamiento por año aproximadamente”.

El doctor Felipe Vergara, creador y Director de FUMREP asegura que el fallo de la corte no es más que una preocupación para todas las parejas que desean acceder a dichos tratamientos. Afirma que estos fallos y conceptos limitan aún más el acceso a servicios de medicina reproductiva, condenando a estas parejas a quedarse sin la posibilidad de al menos intentar tener un hijo.

Indicó que “Esperamos poder ayudar a más parejas y replicar este modelo de atención a nivel nacional en donde, la promoción, prevención primaria, secundaria y la consejería se conviertan en el objetivo principal de la atención
en salud reproductiva y evite o disminuya su peor escenario…La Infertilidad.”

Hoy por hoy, FUMREP atiende a familias provenientes de diferentes zonas del país y la meta es seguir brindando acompañamiento y asesoría a todas las personas que anhelan tener hijos.

 

 

 

 

Comentarios

Comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hosting Barranquilla - El Hosting De Colombia