Proliferan las cantinas y los estaderos

174

Al igual que el barrio El Carmen, un sector ubicado entre las carreras 19C y 22 y las calles 47B y 53D, que era uno de los sectores considerados seguros de Barranquilla, donde se respiraba paz, tolerancia y armonía; uno de los pocos barrios que no aparecía en los índices de drogadicción, ollas de drogas ni homicidios, hoy vemos que muchos están cercados por las actividades ilícitas y los mercados de la droga y el alcohol.

Las estadísticas demuestran que los barrios donde pululan las cantinas, bares, discotecas y otros establecimientos de este tipo, sus entornos se convierten en expendios de drogas, existe drogadicción, no faltan los atracos y las riñas, prolifera la prostitución, las lesiones personales y homicidios, es decir la zona se daña y se corrompe.

LA LIBERTAD recibió la visita de los moradores de varios barrios de la ciudad, para poner en conocimiento de la opinión pública y las autoridades competentes una problemática que los ha venido afectando últimamente.

Manifestaron que con la puesta en funcionamiento de varias discotecas y estaderos, la paz y tranquilidad se acabó para los residentes.

Según ellos, desde los días jueves de cada semana, hasta los domingos, a partir de la 1:00 p.m. hasta las 3:00 de la madrugada, es un calvario para los habitantes; el ruido ensordecedor de los parlantes que instalan en la terraza de la discoteca, los tiene atormentados, merodean los expendedores de drogas, es decir, lo que antes era un entorno seguro y apacible, se ha convertido en un sector inseguro.

Todo esto sucede sin que autoridad alguna en cumplimiento de sus funciones se los impida, hechos violatorios de la ley, de la Constitución Nacional, de los derechos humanos, de las normas ambientales, urbanísticas y de planeación.

Hay que anotar que a una cuadra de una discoteca, en la calle 50 con carrera 21, del barrio El Carmen, se encuentra ubicado el hospital Adelita de Char, la carrera 21 es utilizada por las ambulancias que trasladan los pacientes hasta este centro asistencial, sin embargo, ambas aceras de esa carrera son utilizadas para parquear los vehículos de los clientes de las discotecas que circundan esa zona, poniendo en peligro la libre circulación por esta arteria vial.

Lo cierto es que los decibeles que produce el estrambótico equipo de sonido de estas discotecas, están por encima de lo permitido y de lo que los seres humanos pueden soportar en condiciones normales, tal como lo pueden constatar las autoridades y entidades competentes, y como consta en los documentos aportados como soporte de su denuncia por los mencionados habitantes.

Los residentes de los barrios afectados ante la proliferación de esos establecimientos llaman la atención para que se redoble la vigilancia y las visitas de inspección, con el propósito de salvaguardar la tranquilidad y la paz. Sería importante que se clarifique si en estos sectores residenciales, como lo es el barrio El Carmen, La Alboraya, Ciudad Jardín, Recreo o Delicias, son permitidos estas clases de negocios.

Comentarios

Comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hosting Barranquilla - El Hosting De Colombia