En cambuches hay prostitución, pornografía, drogadicción y alquiler de niños

9334

Caminamos unos cien pasos cuando encontramos al ‘Pensionado’ un hombre de un hablar pausado, con frases sabias y quien nos hizo un análisis de la situación de él y de sus paisanos.

“Mire señor periodista, yo soy un venezolano solitario pero aventurero que debido a mi problema de la pierna -una artrosis de rodilla- me toca rebuscarme con lo que salga, a veces cuido carro, otras los lavo, ayudo en un granero en Soledad y así me gano la comida. Pero soy una persona que he trabajado en lo que me ha tocado y rechazo totalmente este asentamiento improvisado que han hecho aquí en los alrededores de la Terminal. Cuando yo me vine de Santa Marta para Barranquilla encontré que había un refugio en el área verde de la terminal, me quedé solo tres días porque a pesar del recorrido de mi vida no me gustó lo que pasaba, había de todo, venta y consumo de droga, las mujeres tenían sexo libremente sin pudor, las niñas se prostituían, qué pasó? que eso llegó a oídos de los supervisores y los sacaron pero se ubicaron en la parte externa y esto es peor, aquí pasa lo que usted menos cree, y yo me pregunto por qué ni Migración Colombia, ni la administración de Soledad, ni la Departamental, ni la Policía, ni el ICBF hacen frente a esta situación que se les salió de las manos. Mire, a ellos les hacen una revisión de su pasado judicial y más de uno se va para la cana porque ellos aquí en Colombia están haciendo lo que acostumbraban en Venezuela”. En estos cambuches no hay control de nada, usted ve fumando y vendiendo vicio, la gente con armas, las niñas entre doce y quince años prostituyéndose y los adultos permitiéndolo, son las once y doce de la noche y esas niñas apostadas en las estaciones de taxis esperando una manoseada a cambio de un billete.

Tienen sexo y otros los graban
Esto es un gran negocio que hay, las mujeres teniendo sexo y otro de sus compañeros grabando el acto para luego comercializarlo entre 10 y 15 mil pesos y luego se reparten la ganancia, no hay derecho.

Alquilan a los niños por $5 mil y $3 mil

Vea, los niños pequeños los alquilan en dos y tres turnos, y el precio varía de acuerdo a la edad, si tienen entre dos meses y un años cuesta 5 mil pesos el medio día y deben alimentarlo y como tiene dos turnos la madre se gana 10 mil pesos diarios y luego queda en su poder de cinco de la tarde en adelante y son las once de la noche y los niños fastidiosos y aún en la calle. Y los más grandecitos de tres años hasta cinco años el precio del alquiler es de 3 mil pesos la media jornada y la jornada entera vale 6 mil pesos. Es decir, que los hijos son los que sostienen a esos padres desalmados y los ve que los niños con sed y hambre le dicen a los papás que les den agua y ellos dicen ‘coge ese vaso y dile al señor de la cava que te regale agua de hielo’, es justo?.

Crece la población de venezolanos en Soledad

La migración de venezolanos en Soledad se está saliendo de control, a diario llegan decenas de ellos, porque en el país se ‘ha regado la bola’’ que aquí lo ayudan, que tienen comida gratis, vestido, que a diario les dan bolsas de alimentos, ellos llaman a sus familiares les dan la ubicación y por eso cada día la población aumenta para ser dirigidos por ‘El Bachaco’, ‘El Mocho’, ‘Los Morochos’, ‘Lucifer’ que son los líderes de las afueras del Terminal. Y ahora el Pastor y el Maracucho, abrieron tolda aparte y están formando otro asentamiento en el sector de ‘Los Cocos’.

Hace unos días se les hizo la propuesta por parte de Migración Colombia y Alcaldía de Soledad para que hicieran un desalojo voluntario de los predios y la respuesta fue negativa puesto que tanto para ellos como para sus capataces no es rentable ya que les tocaría marcharse, y luchar por su sustento y se les acabarían las ayudas que reciben a diario. Por eso dijeron un no rotundo.

El gran negociazo

Hay algunos venezolanos que llegan pero no les gusta el ambiente de los cambuches, entonces se hablan con uno de los líderes que ya arriendan casas por el sector y les cobran 5 mil pesos por la dormida, una unidad habitacional que tiene solo dos piezas y alberga entre 20 y 25 personas diariamente puede recibir el arrendador entre 100 mil y 150 mil pesos diarios y el paga al arrendatario entre 400 y 450 mil pesos por el alquiler, que pasa que el negocio es redondo ya que él mensualmente recibe una ganancia de 3 millones de pesos.

Es una injusticia lo que se comete con ese migrante que viene en busca de un sueño, que escapa de su hoguera y viene a terminar en un holocausto patrocinado por sus mismos compatriotas.

Los perseguidos que pierden sus mercancías

Quienes hacen parte de los cambuches llevan una vida más holgada ya que tienen seguro la comida y la dormida sin mucho esfuerzo, no trabajan, no los persigue la Policía, es más, los protege, a diario son benefactores de los gestos humanitarios. Los que atraviesan situaciones difíciles son los que quieren salir adelante los que con el sudor de su frente se ganan la comida y pagan por la dormida de ellos y sus familias, a ellos no los dejan acercarse a la Terminal, a ellos los sacan y los ponen a que se coloquen en el sol donde pierden parte de su mercancía.

Como se puede observar esta migración de venezolanos hacia Barranquilla y el departamento del Atlántico está generando una problemática de orden social y de salubridad, que ante el incremento de la población llegará a un punto álgido donde las administraciones no tendrán control sobre la situación. Es urgente que las autoridades tanto departamentales como municipales tomen cartas en el asunto y frenen esta situación de migración incontrolable.

Comentarios

Comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hosting Barranquilla - El Hosting De Colombia